Los representantes de 34 federaciones que asisten al primer Congreso de la FIFA después de la II Guerra Mundial de 1946 en Luxemburgo toman varias decisiones de gran alcance.

Gracias a las dotes diplomáticas de Jules Rimet, las cuatro federaciones británicas, Inglaterra, Irlanda del Norte, Gales y Escocia, regresan a la FIFA tras una ausencia de casi 20 años. El motivo de la exclusión temporal de estas cuatro federaciones miembro fue un desacuerdo con la FIFA sobre el estatus de los jugadores aficionados. Arthur Drewry y sir Stanley Rous quienes posteriormente presidirían la FIFA, conducen las negociaciones por parte de los británicos.

El regreso de las federaciones británicas se celebra con un partido entre un equipo del Reino Unido y uno de la FIFA en el Glasgow’s Hampden Park en 1947. Aclamado por la prensa como el “Partido del Siglo”,atrae a una multitud de 135,000 entusiastas aficionados. Como gesto de buena voluntad, los ingresos de 35,000 libras esterlinas se entregan a la FIFA para ayudarla a sobrellevar las pérdidas económicas que sufrió durante la guerra. El equipo británico ganó por 6 a 1.

Otras decisiones del Congreso de 1946:
• El Trofeo de la Copa Mundial es rebautizado Copa Jules Rimet en honor al presidente.
• La siguiente Copa Mundial se adjudica a Brasil (planeada para 1949, pero realizada, de hecho, en 1950) y a Suiza el torneo subsiguiente. Ambas competiciones se disputarán conforme al sistema de eliminación directa.
• Los delegados aprueban la propuesta de la CONMEBOL de que el español se convierta en idioma oficial de la FIFA.

El siguiente extracto del acta del Congreso testimonia la relevancia del 25º Congreso de la FIFA.