En los años venideros la FIFA acometerá la tarea de concretar su visión del futuro. Con el lema inglés "Develop the game - touch the world - build a better future" (Desarrollar el juego, conmover al mundo y edificar un futuro mejor), la FIFA desea inculcar mundialmente sus valores clave que son la autenticidad, la integridad, el desempeño y la unidad.

Este fue uno de los mensajes principales en el discurso del Presidente Joseph S. Blatter, pronunciado en el Centro Internacional de Congresos de Múnich ante los delegados de las 207 asociaciones miembro, representantes gubernamentales, autoridades locales, invitados y periodistas congregados en el segundo día de la asamblea general de la FIFA.

El Presidente de la FIFA puso en primer plano el principio de una fuerte familia del fútbol unida: "Es posible que la FIFA no sea perfecta, es posible que no sean perfectos quienes trabajan para ella, pero la idea fundamental es sana y sólida: toda actividad y todo crecimiento debe tener lugar en el seno de una familia".

"La universalidad continúa siendo nuestra guía, con la FIFA como instancia que indica el camino en un campo que garantiza la igualdad de derechos a todos, y protege al fútbol como fuente de esperanza", añadió Blatter.

Blatter señaló, además, que ahora es necesario acabar decididamente y como una familia unida, mediante decisiones visionarias del Congreso, con lacras como la corrupción, los problemas en las transferencias, la condición de propiedad de los clubes, los ataques a la integridad de las competiciones deportivas y el racismo. Entre los problemas que puso de relieve Blatter están también las apuestas y el dopaje. En todos los ámbitos se requiere la aprobación y la ejecución de las medidas adecuadas.

Posteriormente, el Congreso de la FIFA aprobó - con 194 votos a favor y 5 en contra - encomendar al Comité Ejecutivo la implementación de las medidas propuestas por los grupos de trabajo sobre asuntos políticos, finanzas y competiciones del Task Force FIFA "For the Good of the Game", entre las que figura la solicitud presentada hoy al Congreso de limitar el número de clubes a 18 en las primeras divisiones.

Blatter destacó igualmente las múltiples actividades y proyectos poco conocidos de la FIFA, que no aparecen en titulares periodísticos y que lleva a cabo, entre otros, en relación con la responsabilidad social y la promoción del fútbol femenino.

"El fútbol es algo más que patear un balón, el fútbol es una escuela de la vida", concluyó Blatter.