Juan Antonio Samaranch, presidente del Comité Olímpico Internacional, fue uno de los invitados de honor del 50º Congreso de la FIFA Zúrich 1996. En su discurso destacó el papel especial que desempeña el fútbol por ser el deporte más querido del planeta y habló del primer Torneo Olímpico de Fútbol femenino que se celebraría en los Juegos Olímpicos de Atlanta ese mismo año.

El Presidente de la FIFA, João Havelange, recapituló los éxitos cosechados por la Federación Internacional desde que accedió al cargo en 1974 y se mostró especialmente satisfecho por la reciente mejora de las Reglas de Juego. Fue en particular el cambio en los reglamentos de competiciones, que implicó ganar tres puntos en lugar de dos por cada victoria, lo que llevó a un fútbol claramente más ofensivo. Y esto hizo el fútbol más espectacular y atractivo.

Cabe mencionar en especial dos decisiones del Congreso de 1996: por una parte, se aprobó la afiliación provisional de la Federación de Fútbol de Palestina de acuerdo con los Estatutos de la FIFA, y por otra, la Confederación de Fútbol de Oceanía fue reconocida como confederación oficial, a pesar de la oposición de Australia.