Son cada vez más las empresas no patrocinadoras que tratan de captar el interés de los aficionados de la Copa Mundial de la FIFA™ que asisten a los estadios, bien a través de equipos promocionales, vehículos y accesorios portadores de marcas o con publicidad in situ.

Estas empresas tratan de hacer publicidad en los escenarios deportivos buscando que un gran número de aficionados despliegue su marca, captando además la atención de millones de telespectadores en todo el mundo. Estas acciones aprovechan muy conscientemente el entusiasmo de la afición que busca llevar trajes ingeniosos y explotan este fenómeno para su beneficio.

El programa de protección de marca de la FIFA permite la inolvidable experiencia de asistir a un partido del Mundial sin que los aficionados se conviertan en presa de actividades mercadotécnicas no autorizadas y garantiza una placentera experiencia en los alrededores de los estadios.

Cabe mencionar que las actividades mercadotécnicas de los afiliados comerciales de la FIFA están sujetas a la aprobación previa de la FIFA, con lo cual se busca contribuir a mejorar la experiencia de asistir a un partido mundialista, más que añadir excesivas formalidades a los trámites.