La mercadotecnia ilegal se puede definir como la realización de actividades mercadotécnicas no autorizadas que buscan sacar ventaja del gran interés y de la popularidad de un evento a través de vínculos comerciales o la búsqueda de publicidad sin la autorización del organizador del evento.

Estas actividades mercadotécnicas ilegales pueden buscar vínculos directos o indirectos. Un vínculo directo se establece cuando una marca trata de asociarse directamente a un evento, ya sea a través de publicidad o actividades promocionales como el obsequio de entradas, el uso de los nombres de un torneo, etc. Un vínculo indirecto persigue relacionarse con el evento; con frecuencia lanzando ingeniosas campañas encaminadas a lograr este tipo de vínculos. También pueden considerarse prohibidas las actividades comerciales llevadas a cabo por empresas sin vínculos de patrocinio que pretenden explotar el gran interés de un evento a través de una aparición in situ. El común denominador de todo este tipo de actividades mercadotécnicas no autorizadas es esencialmente la búsqueda de publicidad gratuita.

La FIFA considera prioritario el control de la mercadotecnia ilegal en el contexto del trabajo de protección de marcas porque compromete directamente su programa comercial al restarle beneficios al patrocinio oficial. Las empresas que emprenden actividades mercadotécnicas no autorizadas no reconocen que la Copa Mundial de la FIFA™ es el resultado de ingentes esfuerzos de la FIFA, algo que no sería posible sin el apoyo financiero de sus afiliados comerciales. Quienes recurren a la mercadotecnia ilegal tratan de sacar ventaja del prestigio y el buen nombre de la Copa Mundial de la FIFA™ sin contribuir a su organización.