Con el fin de ofrecer eventos realmente memorables, la FIFA desarrolla para ellos marcas únicas e inconfundibles. Estas marcas constituyen la identidad visual de cada uno de los eventos de la FIFA y crean un diseño adecuado, lo cual contribuye a la experiencia de los aficionados tanto antes como durante el torneo, dentro y fuera de los estadios.

El equipo de gestión de marcas de la FIFA es el responsable del desarrollo, la puesta en práctica y la promoción de estas marcas, entre las cuales se encuentran el trofeo, el emblema, el eslogan, el diseño, la mascota y el póster oficiales, así como los carteles de las ciudades anfitrionas.  Algunos de estos elementos se presentan con más detalle a continuación.

Trofeo oficial

Todas las competiciones de la FIFA tienen su propio trofeo y todos los equipos participantes en un torneo aspiran a ganar para izarlo en la ceremonia de entrega de premios tras la final.

El más prestigioso de todos los trofeos de la FIFA y, tal vez, el más popular de todos los premios deportivos del mundo es el de la Copa Mundial de la FIFA™, el cual representa los valores de la organización (unidad, integridad, autenticidad y actuación) y puede presumir de tener «atractivo mundial».

El actual trofeo del Mundial se presentó por primera vez en la edición de 1974, después de que el trofeo anterior, la Copa Jules Rimet, se obsequiara a Brasil tras su tercera e histórica victoria mundialista cuatro años antes. Esta regla ya no se aplica al nuevo trofeo, que permanece siempre en posesión de la FIFA.

El trofeo original de la Copa Mundial de la FIFA™ solo puede verse en contadas ocasiones: en el sorteo final, las ceremonias de apertura, clausura y entrega de premios, así como en las giras internacionales del trofeo. Durante la ceremonia de entrega de premios, los campeones del Mundial reciben el trofeo original de oro macizo, que deben devolver, y después se les hace entrega del «trofeo de los campeones», grabado con los datos del torneo y de la selección ganadora.

Creado por el artista italiano Silvio Gazzaniga en 1972, el trofeo original de la Copa Mundial mide 36.8 cm (14.5 pulgadas), pesa 6175 g (13.61 libras) y es de oro de 18 quilates. La peana tiene dos franjas de malaquita semipreciosa y, en su base, están grabados el año y los nombres de los ganadores de la Copa Mundial de la FIFA™ desde 1974.

Emblema oficial

El logotipo de la competición, el llamado emblema oficial, es el elemento principal y clave de la comunicación visual de las competiciones de la FIFA, y se diseña siempre con el objetivo de ser reconocido al instante. Para que resulte más fácil identificar los trofeos de los torneos, la FIFA incorpora la silueta de estos en el diseño para transmitir el alma y el dinamismo del fútbol junto con las características del país anfitrión. La palabra «FIFA» está situada en la peana del trofeo, y el texto aparece centrado debajo de la ilustración. El resultado es una combinación de la marca FIFA junto con un diseño personalizado, que es único para cada evento.

Diseño oficial

El diseño oficial amplía la homogeneidad visual de un evento de la FIFA, más allá del emblema oficial. Esto permite que los organizadores del torneo y todos los interesados puedan asociar visualmente todas las actividades y campañas relacionadas con un torneo, desde la decoración de los estadios y las ciudades sede hasta el material impreso, las plataformas virtuales y mucho más, creando así un vínculo instantáneo en la mente del público. El diseño concebido para cada competición busca reflejar las características del país y las ciudades anfitrionas y retrata los valores y mensajes más importantes de cada competición.

Mascota oficial

Las mascotas oficiales ocupan un lugar cada vez más destacado en la Copa Mundial de la FIFA™, ya que representan el aspecto festivo del campeonato. Con forma de diferentes animales, frutas, vegetales, figuras infantiles e incluso algún que otro ser fantástico, su contagiosa alegría ha contribuido a acentuar de forma singular el ambiente festivo de cada torneo.

Las mascotas oficiales no solamente promocionan el campeonato y entretienen a los aficionados en el estadio, sino que llegan a convertirse en auténticas «celebridades» mundiales gracias a su presencia en forma de dibujos animados y de iconos promocionales y publicitarios, sus apariciones en televisión y eventos musicales y su uso en juguetes y otros productos.

La mascota más reciente es Fuleco™, un armadillo brasileño de tres bandas que se convirtió rápidamente en una de las estrellas de la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014™, con una tasa de reconocimiento del 99 % en Brasil tras el torneo.

Póster oficial

Gracias a sus diseños llamativos, vibrantes y festivos, los pósteres oficiales permiten que las competiciones sean más tangibles y más fáciles de reconocer. De hecho, se han convertido en auténticos artículos de coleccionista. Un buen ejemplo del contexto histórico y de la importancia que reviste esta marca es el póster oficial de la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014™, el cual presenta la silueta de Brasil delimitada por las piernas de dos futbolistas disputando un balón; una representación simbólica del lugar central que ocupa el fútbol en la cultura brasileña.