Conferencia médica

Análisis, previsión y talleres de trabajo

(FIFA.com)
Jiri Dvorak, FIFA Chief Medical Officer, Referee Howard Webb, Jonathan Tobin, Doctor of Bolton Football Club, Craig Hulse, amature football player, Kansas City, USA and Dr Michael D'Hooghe Chairman of FIFA and UEFA Medical Committees, Belgium talk about P
© Getty Images

La medicina futbolística ha acaparado la atención en Budapest durante dos días con motivo del Congreso Médico de la FIFA celebrado en la capital húngara, que contó con la presencia de delegados de las 208 asociaciones miembros de la FIFA.

La plataforma de intercambio de conocimientos, de dos días de duración, se convirtió en la segunda en su género, tras la edición inaugural celebrada en Zúrich en 2009. En esta ocasión, sin embargo, y por vez primera, la conferencia se llevó a cabo al mismo tiempo que el anual Congreso de la FIFA, una coincidencia que permitió a los expertos en medicina futbolística reiterar la importancia de la asistencia médica eficaz ante los ejecutivos procedentes de las 208 asociaciones miembros.

Jornada central
Con la presencia de tantos e importantes directivos de las asociaciones miembros de la FIFA, el segundo día de la conferencia, celebrado en el centro de congresos HungExpo de Budapest, se convirtió en la jornada central. El Presidente Joseph S. Blatter dio la bienvenida a los delegados e hizo un llamamiento a todos los que se dedican al fútbol para que trabajaran juntos por la salud de los jugadores.

“La salud es un tema muy importante, por eso lo hemos puesto en el orden del día del Congreso”, afirmó. “No soy médico, soy directivo de Desarrollo”, prosiguió, recordando sus primera época en la FIFA. “Pero el desarrollo quiere decir educación y cuidar de la gente a la que se educa. Y humanidad quiere decir cuidar de la salud de nuestros jugadores. Trabajemos juntos por la salud de nuestros jugadores. No sólo ellos, sino también sus familias se beneficiarán de nuestros programas”.

En el primer punto del orden del día se encontraba la lucha contra el dopaje. El profesor Jiri Dvorak, Jefe Médico de la FIFA, presentó la estrategia de la FIFA para combatir el uso de las sustancias ilegales, y el doctor Martial Saugy, del Laboratorio Antidopaje de Suiza, explicó el planteamiento innovador del perfil biológico. A continuación, el Director General de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), David Howman, habló sobre las medidas conjuntas que han adoptado su agencia y el organismo rector del fútbol mundial, y confirmó que la FIFA cumple con el Código de la AMA.

La muerta súbita, en el banquillo
En los tres últimos meses, se han producido seis casos de paro cardíaco súbito (SCA) en el fútbol. Fabrice Muamba, del Bolton Wanderers, sobrevivió gracias a la respuesta rápida y eficaz del personal médico presente en el terreno de juego; los otros cinco futbolistas, incluido el jugador italiano de la Serie B Piermario Morosini, fallecieron.

Uno de los temas más vehementes del orden del día fue, por lo tanto, la medicina de urgencias y, más concretamente, cómo deben los médicos administrar los primeros auxilios en caso de paro cardíaco súbito. El catedrático Efraim Kramer, de la Universidad Witwersrand de Johannesburgo, solicitó que se enseñara a todo el personal sanitario a administrar la reanimación cardiopulmonar (RCP) específica para el fútbol y a usar desfibriladores automáticos externos. Kramer afirmó que los desfibriladores tienen que ser de presencia absolutamente obligatoria en todos los partidos de fútbol.

Howard Webb, el árbitro de la FIFA encargado del encuentro entre el Tottenham Hotspur y el Bolton Wanderers donde Muamba sufrió la parada cardíaca; Jonathan Tobin, médico del Bolton Wanderers; y Craig Hulse, un jugador estadounidense que sobrevivió a un ataque al corazón sufrido en un partido hace tres años, subieron al estrado para contar sus experiencias.

Posiblemente, quien mejor resumió la importancia de la atención de urgencias fue Hulse: “El fútbol es vida para cientos de millones de personas, pero sin vida no hay fútbol”.

Más vale prevenir que curar fueron las palabras clave con las que Mario Bizzini, Astrid Junge y Colin Fuller, del Centro de Investigación y Evaluación Médica de la FIFA (F-MARC), describieron cómo puede su programa Fútbol para la Salud prevenir las lesiones e impedir que los jugadores terminen en la enfermería. A continuación, el doctor Michel D’Hooghe y el Prof. Dvorak compartieron el estrado con los representantes de países que se han beneficiado del programa 11 para la Salud, entre ellos el Presidente de la Asociación de Fútbol de Malaui, Walter Nyamirandu.

Análisis minuciosos
Si bien la segunda jornada del congreso brindó un foro en el que el personal médico del fútbol pudo presentar sus preocupaciones más importantes sobre sanidad a los principales ejecutivos mundiales, el primer día del congreso, en la Universidad Semmelweis, reunió a doctores de casi 200 asociaciones miembros del mundo entero para mantener un debate más técnico sobre temas médicos.

El doctor Bert Mandelbaum, de Estados Unidos, miembro de la Comisión Médica de la FIFA, comenzó las ponencias con una información sobre las últimas tendencias en regeneración de cartílagos, antes de que el doctor noruego Thor-Einar Andersen subrayara la importancia que tiene aplicar rigurosamente la Reglas del Juego, basándose en los resultados de un estudio llevado a cabo en el fútbol de Noruega, que demuestran que sanciones más duras por parte de los árbitros reducen la lesiones de contacto.

El doctor Philippe Tscholl, del F-MARC, solicitó a los médicos de los equipos que reconsideraran y redujeran la cantidad de recetas de antiinflamatorios no esteroides (NSAID), sobre todo cuando un simple analgésico suele ser igual de eficaz. Tras la ponencia del profesor Kramer sobre el paro cardíaco súbito, el doctor D’Hooghe resumió los debates de la mañana y destacó la necesidad de mayor comunicación entre los médicos de las selecciones nacionales y sus homólogos en los clubes.

Después de la comida, los participantes se dividieron en cuatro grupos para asistir a talleres prácticos sobre los temas más apremiantes de la medicina futbolística.

Los talleres, en el centro de atención
En el primer taller, los participantes ampliaron sus conocimientos sobre el papel que desempeñan los ecocardiogramas en los chequeos médicos anteriores a las competiciones, en el uso de la ECG en la prevención de la muerte por paro cardíaco súbita y en el procedimiento correcto para examinar toda la secuencia de movimientos de las rondillas, caderas y pubis de los jugadores.

El segundo y el tercer taller también pusieron en práctica la teoría impartida durante la mañana con presentaciones de las técnicas descritas anteriormente. El profesor Kramer continuó con su petición apasionada de desfibriladores en todos los estadios, mediante una presentación muy atractiva de cómo deber reaccionar el personal médico del fútbol en el caso de un paro cardíaco súbito, y mostró a los participantes cómo efectuar RCP específicos para el fútbol. Bizzini, del F-MARC, ayudado por dos deportistas, explicó a la audiencia los diferentes ejercicios que componen el programa 11+ de la FIFA.

En el cuarto taller se estudiaron los escollos médicos y legislativos en el uso de sustancias y métodos prohibidos. Gurchuran Singh, de Malasia, miembro de la Comisión Médica de la FIFA, brindó un resumen de las actividades de la FIFA contra el dopaje y explicó las condiciones que se establecen en las provisiones de la AMA, así como los procedimientos de control de dopaje que hay que seguir antes y durante las competiciones.

Notas recomendadas