¿Fue o no fue gol? Los árbitros ya no estarán solos a la hora de decidir si la pelota ha cruzado en su totalidad la línea de meta. Tras nueve meses de pruebas en Inglaterra, Alemania, Hungría e Italia, la International Football Association Board (IFAB) se reunió de forma extraordinaria en Zúrich el 5 de julio y decidió aprobar el uso en el fútbol de sistemas de detección automática del gol. De las ocho empresas que participaron en la primera ronda de ensayos, solo dos dispositivos –Hawk-Eye y GoalRef– superaron todo el proceso y ya están en disposición de convertirse en licenciatarios de la FIFA en sistemas de detección automática del gol.

GoalRef: tecnología de campos magnéticos
Este fabricante presenta un dispositivo magnético que genera una especie de cortina de ondas. Alrededor de la línea de meta se crean campos magnéticos de baja frecuencia; cuando la pelota, dotada de un diminuto componente electrónico, rebasa en su totalidad la línea de gol, se detecta el cambio en el campo magnético, lo que permite determinar con precisión la posición exacta del balón. Si es gol, en el lapso de un segundo se transmite una señal de alerta por radio a los árbitros: aparece un mensaje en sus cronómetros, que también vibran.

Hawk-Eye: cámara en la línea de meta
Para calcular la posición exacta de la pelota, este sistema utiliza de seis a ocho cámaras de alta velocidad dispuestas en diferentes ángulos en cada uno de los extremos. Los datos recogidos por las cámaras se transfieren a un programa de edición de vídeo. A partir de esos datos, el programa genera una imagen tridimensional de la trayectoria del balón. En menos de un segundo, se comunica a los colegiados si fue gol.

Cómo conseguir la licencia de la FIFA

Los fabricantes de los sistemas de detección automática del gol pueden solicitar ya a la FIFA la licencia que les autoriza para instalar sus dispositivos. Pero antes de obtenerla, los aparatos deben superar una serie de exhaustivas pruebas en laboratorio y en los propios terrenos de juego, además de ensayos en situaciones simuladas. 

Una vez que se han superado las pruebas y se ha cumplido con los requisitos, se incorpora el dispositivo al programa de licencias. Tras firmar los pertinentes contratos con la FIFA, el fabricante recibe la autorización oficial para instalar su aparato en todo el mundo.

Tras la instalación en el estadio del artilugio, se vuelve a someter a una última inspección para comprobar su correcto funcionamiento. Antes de poner en marcha el dispositivo, el cliente del licenciatario (p. ej. el organizador del torneo, el club o el administrador del estadio) deberá aprobar los resultados del test final de instalación.

Tan pronto como la FIFA reciba y revise toda la documentación firmada, la instalación recibe el sello FIFA QUALITY PRO y aparece en la lista www.FIFA.com/QUALITY. El sistema de detección automática del gol ya se puede utilizar en partidos oficiales.

Puede encontrar otras especificaciones del proceso necesario para la obtención de la licencia de la FIFA en el documento en PDF de la derecha.