El Comité Ejecutivo de la FIFA ha aprobado el viernes 21 de marzo en su reunión celebrada en Zúrich el nuevo Reglamento de Intermediarios. Con la aprobación del Comité Ejecutivo de la FIFA, se pone fin a un extenso e ininterrumpido periodo de consulta con asociaciones miembro, confederaciones, clubes, FIFPro y ligas profesionales de fútbol, que comenzó en 2009 con la decisión del 59.º Congreso de la FIFA de reformar en profundidad el sistema rector de agentes de futbolistas con el fin de acabar con una serie de disfunciones que se habían detectado en el sistema de licencias. 

En este periodo, la FIFA, dentro de los grupos de trabajo enmarcados en la Comisión del Fútbol de Clubes, organizó una serie de debates exhaustivos que sirvieron para intercambiar pareceres con todas las partes involucradas de la comunidad futbolística internacional. El fin último fue proponer un nuevo sistema más transparente y sencillo en su implantación y gestión. Se discutieron y analizaron todas las opciones posibles dentro de estos grupos de trabajo, con lo que el régimen propuesto cumple con el objetivo de alcanzar un alto grado de aceptación entre las principales partes involucradas y siempre conforme a las necesidades actuales que plantean las relaciones entre futbolistas y clubes.

El fin perseguido por los grupos de trabajo no fue nunca "desregular" la profesión, sino más bien al contrario: poder controlar mejor a aquellos que representan a clubes o jugadores en las negociaciones de contratos y traspasos, consiguiéndose así el incremento de la transparencia en este ámbito. El reglamento ya no regula el acceso a la profesión, sino que la controla: jugadores y clubes pueden elegir como intermediario a cualquiera de las partes, pero para ello deberán respetar ciertos principios.

El nuevo planteamiento en el que se fundamenta el reglamento contó con el respaldo del Comité Ejecutivo de la FIFA (21 de marzo de 2013) y con la aprobación abrumadora del 63.er Congreso de la FIFA (30 y 31 de mayo de 2013). El reglamento, que deberá regir los servicios de los intermediarios que intervengan en nombre de clubes o futbolistas a la hora de firmar contratos o traspasos, define las siguientes normas y requisitos mínimos que deberán hacer cumplir las asociaciones miembro:

• Futbolistas y clubes deberán actuar con la debida diligencia al seleccionar a los intermediarios

• Para lograr la deseada transparencia, las asociaciones miembro podrán en marcha un sistema de registro de intermediarios en el que estos deberán inscribirse cada vez que participen en una transacción.

• Declaración de Intermediario obligatoria para personas físicas y jurídicas (anexos del reglamento)

• Disposiciones sobre los requisitos de registro

• Disposiciones de transparencia mejoradas (requisitos relativos a la revelación y publicación de los aspectos económicos de las transacciones con intermediarios)

• Instrucciones relativas a los honorarios de los intermediarios (referencias para su cálculo, sin remuneración en el caso de que el jugador sea menor de edad, etc.)

• Conflicto de intereses (las partes revelarán la información al respecto)
Tras la aprobación del Comité Ejecutivo de la FIFA, el nuevo reglamento entrará en vigor el 1 de abril de 2015 –para sustituir al actual Reglamento sobre los Agentes de Jugadores–, siempre que las enmiendas necesarias a los Estatutos de la FIFA se aprueben durante el 64.º Congreso de la FIFA de junio de 2014.