La Copa Mundial Femenina Sub-17 de la FIFA ya forma parte de la historia. Fue un torneo en el que 284 329 espectadores se divirtieron viendo excelentes encuentros a lo largo de los 21 días que duró el certamen. Esta audiencia registrada no solo batió el récord del Mundial femenino sub-17, sino que igualmente constituyó una prueba fehaciente del caluroso entusiasmo que infunde el fútbol en el pueblo costarricense.

A fin de crear un punto de encuentro para todos los seguidores, el Comité Organizador Local instaló, en colaboración con los patrocinadores del torneo, una encantadora zona de aficionados en el Parque Central del centro de San José, que se convirtió en una atracción popular para todos los habitantes de la ciudad durante toda la competición. En ella, pudieron participar en diversas actividades y también disfrutaron de alguno de los numerosos conciertos.

Un imán para un sinfín de niños
Desde 2012, los fabricantes preferidos de la FIFA (FIFA Preferred Producers) han respaldado a la FIFA y a los comités organizadores locales en la construcción de zonas de aficionados, poniendo a disposición minicanchas. En esta ocasión, la empresa FieldTurf Inc. instaló una minicancha en San José, que permitió a los niños experimentar el fútbol de forma totalmente diferente durante la Copa Mundial Femenina Sub-17 de la FIFA.