Para concluir su visita de dos días a Qatar, el Presidente de la FIFA, Gianni Infantino, anunció este 22 de abril la creación de un órgano de supervisión con miembros independientes para controlar los sistemas vigentes, con el fin de garantizar unas condiciones de trabajo dignas en los estadios de la Copa Mundial de la FIFA™. Con esta iniciativa, la FIFA intensificará sus esfuerzos en materia de supervisión del sistema dispuesto por el Comité Supremo para la Organización y el Legado (SC). La composición de este nuevo órgano, que estará dirigido por la FIFA y supervisará todas las competiciones de la FIFA, deberá incluir a los sectores pertinentes de la sociedad civil y a otras partes interesadas de la FIFA. El Presidente de la FIFA se mostró muy satisfecho por la reacción positiva y el apoyo que han brindado las autoridades qataríes a esta iniciativa.

“En las últimas semanas he estado siguiendo muy atentamente los debates sobre la FIFA y los derechos humanos, especialmente en torno a la Copa Mundial de la FIFA Qatar 2022”, manifestó Infantino. “He visto las medidas que ha tomado el Comité Supremo, y estoy seguro de que vamos por el buen camino. Un ejemplo alentador es la respuesta del Comité Supremo a cuestiones que han surgido, como las planteadas por Amnistía Internacional en su último informe, que ya fueron abordadas por el Comité Supremo antes de su publicación. Esto demuestra que los mecanismos vigentes están funcionando con relación a las obras de la Copa Mundial de la FIFA™, aunque los retos persisten”.

La organización de la Copa Mundial de la FIFA™ es una oportunidad para fijar una referencia respecto a unas condiciones justas y sostenibles para todos los trabajadores en Qatar. En relación al Mundial de 2022, este órgano ratificará la calidad y eficacia de los procesos de diligencia debida en marcha, analizará regularmente las conclusiones del sistema de auditoría independiente y las medidas correctoras tomadas por el Comité Supremo para abordar cualquier problema, e informará sobre todas las conclusiones, recomendaciones y avances, con el propósito de aumentar la transparencia en torno a este importante asunto.

El Presidente de la FIFA recalcó que, como organismo deportivo mundial, la responsabilidad primordial de la FIFA consiste en “servir al fútbol y organizar acontecimientos futbolísticos. Sin embargo, las cuestiones laborales, especialmente en el sector de la construcción, son un reto global, y entendemos que todos los implicados tenemos una responsabilidad común”. Para concluir, Infantino aseveró: “Nosotros nos tomamos en serio nuestra responsabilidad, y estamos comprometidos a asumir la parte que nos corresponde”.