El Presidente de la FIFA, Gianni Infantino, participó en la inauguración del centro nacional de fútbol y sede de la Asociación Eslovena en Brdo, en las afueras de Liubliana.

Acompañado por Zvonimir Boban, medallista de bronce de la Copa Mundial de la FIFA Francia 1998™, el Presidente Infantino pudo ver de primera mano las nuevas instalaciones, construidas con el apoyo financiero de la FIFA y la UEFA. Esta asistencia ha proporcionado a la Asociación Eslovena un edificio moderno y espacioso para su sección administrativa, así como unas infraestructuras de primera categoría destinadas a sus selecciones y a la organización de cursos.

“Eslovenia es un ejemplo perfecto de lo que incluso un país pequeño puede conseguir en el fútbol internacional con visión, esfuerzo, liderazgo y pasión por el fútbol”, declaró Infantino en una ceremonia a la que también asistieron Miro Cerar, Primer Ministro de Eslovenia, Theodore Theodoridis, Secretario General interino de la UEFA, y representantes de distintas asociaciones miembro de la UEFA.

“Este centro de fútbol es un modelo para nuestras asociaciones de todo el mundo. Proporciona la mejor infraestructura tanto para jugadores de élite como para los jóvenes, y es un reflejo perfecto de lo que puede conseguirse con el respaldo de las instituciones internacionales en el desarrollo del fútbol”.

Eslovenia no se independizó hasta 1991 y apenas cuenta con dos millones de habitantes, pero ya puede presumir de grandes logros en el panorama futbolístico internacional, con dos participaciones en la Copa Mundial de la FIFA (Corea/Japón 2002 y Sudáfrica 2010) y una UEFA EURO, la de 2000.