Un increíble elenco de estrellas del fútbol se dio cita en Zúrich el 9 de enero para participar en las celebraciones que rodean a la ceremonia de los The Best FIFA Football Awards, entre ellas un partido de las FIFA Legends jugado el lunes por la mañana.

Las Leyendas —con figuras de la talla de Diego Armando Maradona, Carles Puyol, Carli Lloyd y muchos otros— se dividieron en cuatro equipos reducidos y disputaron un torneo con formato de liguilla junto con el Presidente de la FIFA, Gianni Infantino, y varios integrantes del Consejo de la FIFA, que se reúne los días 9 y 10 en la Casa de la FIFA.

La cita estuvo marcada por las bromas amistosas y unas habilidades sorprendentes. El Pibe no dejó de asombrar a sus propios compañeros y a los adversarios. El campeón de la Copa Mundial de la FIFA 1986™ también regañó amigablemente al guardameta italiano Francesco Toldo después de que este recibiese un gol de un disparo lejano de Míchel Salgado, y tras el partido advirtió al francés David Trezeguet, campeón del mundo de 1998, que la próxima vez no iba a tener tanta suerte.

Maradona admitió que le gustaría que Lionel Messi o Cristiano Ronaldo ganasen esta noche el Premio The Best al jugador de la FIFA 2016, aunque también señaló que estos partidos son importantes para la comunidad futbolística. “Es importante para que la FIFA llegue a la gente y a los jugadores, y gran parte del proyecto de Infantino consiste en eso”.

El Programa FIFA Legends, que se puso en marcha en 2016, está diseñado para reunir a grandes exjugadores y exjugadoras con el fin de promover y apoyar el fútbol y su misión global por todo el planeta. Además de actuar en el partido, varios de ellos hablarán con los medios de comunicación antes del espectáculo de los premios The Best, y algunos estarán en el escenario durante la ceremonia.

Diversión para todos antes de The Best
El sudafricano Lucas Radebe explicó lo que sentían la mayoría de los presentes tras esta oportunidad de jugar con estrellas como Maradona: “Ha sido un gran honor jugar con algunos de los grandes del fútbol. Es evidente que todavía conservan su calidad, nunca la perderán. Ha sido un partido para divertirnos y disfrutar de una buena reunión gracias a la FIFA, es algo fantástico. Ese es el objetivo del fútbol”.

El exdelantero internacional de Trinidad y Tobago Dwight Yorke, por su parte, contó lo que se ha vivido en el vestuario. “Supone un mensaje claro de que le estamos devolviendo el fútbol a la FIFA. Por eso estamos aquí hoy: para apoyar al Presidente y conseguir que el fútbol esté en buenas manos. Ahora se ha puesto en marcha una nueva FIFA, y hemos venido para intentar apoyarla en positivo”.

“Ya estoy deseando que empiecen los FIFA Football Awards. Es un gran honor formar parte de esto, brindar apoyo a los premios y ver cómo se desarrolla todo. Va a ser una noche especial”, agregó.

“Fue muy divertido, aunque hubo un momento en el que ya dejé de contar cuántos goles nos marcaban”, dijo riéndose el argentino Gabriel Batistuta, que actuó en tres Copas Mundiales de la FIFA. “Es estupendo encontrar a todo el mundo, gente de distintos sitios y de distintas épocas. Deberíamos hacerlo más veces”.

La Secretaria General de la FIFA, Fatma Samoura, asistió al encuentro desde la línea de banda, junto con los medios de comunicación presentes. “Es una iniciativa excelente [las Legends], porque muestra cómo la FIFA está intentando situar al fútbol en un primer plano en cuanto a importancia”, apuntó. “Y demuestra lo mucho que quieren ayudar los exfutbolistas. Estoy especialmente contenta de que haya equipos mixtos, porque la presencia de mujeres marca la tónica en el impulso de la igualdad de género. Me he quedado impresionada”.

También asistieron diez ganadores de competiciones de las plataformas de FIFA Digital, llegados de todo el globo para la ceremonia de The Best. Milan Bosnjak, de 18 años, quien ganó un concurso de preguntas de FIFA.com, pasó 22 horas en un avión para poder estar en Zúrich, y se mostró encantado con esta oportunidad a mayores de ver a las Legends. “Ha sido algo completamente asombroso... Ha sido una ocasión única, me alegro mucho de haber podido ver a Carles Puyol, Eric Abidal y Diego Maradona”.

“Toda la experiencia ha sido increíble”, reconoció.