El presidente de la República Francesa, Emmanuel Macron, recibió el martes 5 de diciembre en el palacio del Elíseo en París a Gianni Infantino, presidente de la FIFA, en presencia del presidente de la Federación Francesa de Fútbol Noël Le Graët.

El encuentro se centró en los preparativos de la Copa Mundial Femenina Sub-20 de la FIFA —que tendrá lugar en Bretaña el próximo año (del 5 al 24 de agosto)— y de la Copa Mundial Femenina absoluta —que se celebrará del 7 de junio al 7 de julio de 2019 también en Francia—.

Macron reiteró el compromiso de Francia para lograr que ambos acontecimientos gocen de una gran popularidad y sirvan para unir a la afición en un ambiente festivo, a la par que benefician a las ciudades y regiones francesas.

Por su parte, el presidente de la FIFA presentó su proyecto de regulación del sistema de traspasos. "Es el momento de actuar para lograr una mayor transparencia y claridad: en resumidas cuentas, se trata de proteger al fútbol en su conjunto y a sus grupos de interés", explicó Infantino.

El presidente de la República francesa dejó patente su respaldo a estas ambiciosas reformas. Asimismo, propuso a la FIFA que Francia contribuya a coordinar un espacio de debate entre los países europeos sobre las reformas legislativas que será necesario acometer en el marco europeo para adaptarlo a este enfoque regulatorio.

Los tres dirigentes abordaron también los medios para poner en marcha una política de desarrollo eficaz en África a través del deporte. "El proyecto anunciado la semana pasada en Uagadugú y Acra por Emmanuel Macron solo puede suscitar entusiasmo y la adhesión de la FIFA", comentó Gianni Infantino.

"A través del Programa de Desarrollo Forward, ya estamos apoyando iniciativas concretas en la zona. A raíz de nuestra conversación con Emmanuel Macron, hemos puesto sobre la mesa nuevas vías y objetivos que estaremos encantados de explorar y concretar en colaboración con el Gobierno de Francia y la federación del país".