La 131ª Asamblea General Anual del IFAB se celebró 3 de marzo en el Estadio de Wembley, en Londres, donde se aprobó una nueva estrategia que apuesta por utilizar las Reglas del Juego para reforzar la rectitud y desarrollar el fútbol.

El IFAB, compuesto por las federaciones de fútbol de Inglaterra (la FA), Escocia (SFA), Gales (FAW) e Irlanda del Norte (IFA), además de la FIFA (que representa a las 207 federaciones nacionales restantes), ha decidido prestar una mayor atención al comportamiento de los jugadores dentro de la cancha. En concreto, esto podría conducir a un refuerzo de las responsabilidades de los capitanes, para mejorar el comportamiento en el terreno de juego y la comunicación entre los futbolistas y los árbitros. También se debatió acerca de los métodos para afrontar las pérdidas de tiempo, en respuesta a la constante preocupación de los hinchas respecto a este tema específico.

"Teníamos una agenda muy completa. Hemos trabajado muy duro durante casi cuatro horas, tratando con un rango de cosas desde el comportamiento de los jugadores, los papeles que el capitán puede jugar, pasando por la tecnología de vídeo y su uso en el juego, cómo continuar y finalizar la mejora de las Reglas del Juego, para que sean más legibles y más claras para todos los demás porque las Reglas del Juego son la base del fútbol. Ahora queremos asegurarnos de que las Reglas ayuden a que el fútbol sea un juego mejor, más justo y más agradable", sostuvo David Elleray, Director Técnico del IFAB.

Un paso transcendental ha sido el acuerdo de otorgar una mayor flexibilidad a las federaciones miembro para modificar las Reglas del Juego organizativas. Esto podría implicar, por ejemplo, la autorización de más sustituciones y la modificación de la duración del juego, para contribuir a desarrollar el fútbol nacional fomentando la participación de más gente. Se produciría en categorías inferiores al primer equipo de los clubes de las divisiones de honor nacionales o a los partidos internacionales de selecciones absolutas.

Ahora se permitirá el uso de expulsiones temporales (banquillos de castigo) en el fútbol juvenil, de base y para discapacitados, así como el regreso de los jugadores sustituidos, siguiendo así el mandato de aumentar la participación a escala global.

"Fue mi primera Asamblea General Anual y creo que tomamos buenas decisiones para el fútbol, no sólo para el juego de élite sino también para el juego de aficionados y los jóvenes, así que creo que podemos estar satisfechos", opinó Marco van Basten, director general para el desarrollo técnico de la FIFA.

Otro de los elementos clave de la AGA ha sido la implantación de la tecnología en todo el fútbol. Se ha aprobado el uso de sistemas electrónicos de comunicaciones por parte del personal médico en el área técnica —datos médicos y material en vídeo en tabletas, por ejemplo— para evaluar potenciales lesiones y aumentar el bienestar y la seguridad de los jugadores.

Se comunicaron asimismo a la AGA los progresos de los experimentos globales con Árbitros Asistentes de Vídeo (AAV), cuya primera fase ya ha concluido. Se presentaron informes de más de 20 partidos de prueba y distintos talleres. Las lecciones extraídas de la fase inicial van a trasladarse a los experimentos “en vivo” que empezarán en casi 20 competiciones de todo el planeta a lo largo de 2017. 

"Tenemos algunos verdaderos expertos del fútbol mundial reuniéndose en Wembley, desde fantásticos exárbitros hasta fantásticos exjugadores. Toda la conexión entre las Home Nations y la FIFA realmente se trajo a la vida aquí. Hemos hecho un trabajo muy bueno durante el último año y eso es probablemente lo mejor de todo el evento", concluyó el Director Ejecutivo de la FA.

La FIFA ejercerá de anfitriona de la 132ª Asamblea General Anual en febrero o marzo de 2018.

Las modificaciones de las Reglas del Juego efectuadas en la AGA de hoy entrarán en vigor el 1 de junio de 2017, excepto para aquellas competiciones iniciadas antes de esta fecha.