• El objetivo, que las federaciones sean parte del debate y toma de decisiones
  • El programa Forward, y las competiciones juveniles y femeninas, en el debate
  • La próxima cumbre, en Jamaica

"Todos los niños a los que les gusta el fútbol sueñan con levantar algún día el trofeo de la Copa Mundial. Nuestro deber es mantener vivo ese sueño". Con estas palabras clausuró Gianni Infantino, presidente de la FIFA, la quinta cumbre del fútbol de la FIFA del ejercicio 2017/18 en Ámsterdam.

Los presidentes y secretarios generales de 21 federaciones miembro de la FIFA y de tres confederaciones (AFC, CONCACAF y UEFA) hablaron, entre otros asuntos, del programa Forward de la FIFA y del futuro de las competiciones juveniles y femeninas.

Los distintos países valoraron positivamente la comunicación constante que permiten tener estas cumbres del fútbol, ya que gracias a ellas pueden conocer mejor las necesidades de sus colegas. 

"Las claves son el debate, la participación, la cooperación y la inclusión", subrayó Infantino antes de que los participantes tomaran partido en los temas centrales a lo largo de distintas reuniones. "La división en grupos de los participantes permite a las federaciones miembro tomar la palabra más a menudo y exponer su opinión de manera detallada", explicó la italiana Evelina Christillin, miembro del Consejo de la FIFA.

En una federación miembro, el mayor reto pueden ser las infraestructuras. En otra, son las condiciones meteorológicas; en otra, en cambio, el desafío máximo es el paso del fútbol infantil al fútbol juvenil. Las necesidades de las 211 federaciones miembro de la FIFA varían mucho. El objetivo, no obstante, es encontrar soluciones a las cuestiones relativas al futuro del deporte rey y que, a su vez, cuenten con el respaldo de todas las federaciones.

"Las decisiones no se toman desde arriba. Las federaciones miembro son parte del debate y del proceso de la toma de decisiones. Esto resulta en una mayor transparencia y en un mejor entendimiento", declaró el inglés David Gill, vicepresidente del Consejo de la FIFA. 

"Las impresiones de las federaciones miembro son positivas sin excepción. En cualquier caso, no debemos bajar la guardia, porque como dijo el presidente Infantino: ‘No nos enfrentamos al pasado, nos enfrentamos al futuro’", añadió Theodore Giannikos, director de la subdivisión de la FIFA para los servicios de las federaciones.

Esta semana se celebrará la siguiente cumbre del fútbol de la FIFA, esta vez en Jamaica. Allí, los asistentes hablarán también de la estructuración del fútbol y, de este modo, tratarán de mantener viva en todo el planeta la ilusión de esos niños y niñas que sueñan con ganar algún día la Copa Mundial.

Notas recomendadas