Gobierno

Van Basten: "Solo si trabajamos juntos conseguiremos lo mejor para el fútbol"

(FIFA.com)
Marco van Basten
© FIFA.com

Llueve a cántaros en este frío y ventoso día de enero en Ámsterdam, pero al taxista no le importa el mal tiempo: circula por el centro de la capital neerlandesa y sonríe, porque cuanto peores son las condiciones climatológicas, más clientes requieren sus servicios. Además, le facilita la labor el hecho de que haya muchos menos ciclistas de lo habitual por unas calles en las que el tráfico es cada vez más denso.

Marco van Basten no ha necesitado pedir un taxi para desplazarse hasta el Museo Nacional de Ámsterdam. El exinternacional neerlandés y actual director para el desarrollo técnico de la FIFA llega al punto de encuentro en su coche particular, porque Ámsterdam sigue siendo su casa, el lugar al que regresa cada fin de semana y en el que continúa viviendo su familia. ¿Y el clima? "La lluvia y el viento son lo normal aquí", señala.

Van Basten conoce y aprecia a los vecinos de Ámsterdam. Ellos, a su vez, lo conocen y lo adoran. Al fin y al cabo, el delantero y la ciudad compartieron grandes momentos de la historia del fútbol. En 1982, con apenas 18 años, Van Basten abandonó el Utrecht para recalar en las filas del Ajax, un club que en la década de los 70 celebró el fútbol ofensivo con figuras como Johan Cruyff, Johan Neeskens o Arie Haan. Su estilo de juego se trasladó posteriormente a la selección de Países Bajos, que hizo vibrar al mundo con su fútbol total.

El Ajax, sin embargo, fue perdiendo peso en las competiciones internacionales a partir de entonces. Hasta que, en 1987 —y con la ayuda de Marco van Basten—, conquistó la Recopa de Europa. "El Ajax es el club más conocido de Países Bajos, es un equipo con mucha tradición. Aquel triunfo fue algo muy especial", cuenta el artillero, autor del gol decisivo en la final.

Cumbres para estrechar las relaciones entre las distintas federaciones
Y es que Ámsterdam es una ciudad que rezuma historia del fútbol. Por eso es la sede perfecta para la quinta cumbre del fútbol de la FIFA 2017/18, en la que el organismo rector se reúne con 21 federaciones miembro para debatir sobre el futuro del deporte rey. "Es importante entrar en contacto unos con otros. Esto nos permite hablar de los problemas y buscar soluciones conjuntas", afirma.

En cualquier caso, Van Basten es consciente de que no siempre es fácil lograrlo: "La FIFA engloba 211 federaciones cuyas necesidades divergen enormemente. Solo si trabajamos juntos y con una perspectiva de 360 grados podremos conseguir lo mejor para el fútbol", subraya. Esta es precisamente la razón por la que Gianni Infantino, presidente de la FIFA, creó en 2016 estas cumbres del fútbol de la FIFA, puesto que brindan el escenario ideal para poner sobre la mesa los intereses de cada país y coordinar sus peticiones. A pesar de sus diferencias, el amor por este deporte es lo que une a todas las federaciones miembro.

Por eso, Marco van Basten llega con ilusión a este encuentro en su ciudad. El foco se pondrá en el programa Forward de la FIFA y en el futuro de las competiciones juveniles y femeninas, entre otros asuntos. Él sabe por experiencia propia el poder de unión que tiene el fútbol y las emociones que puede desencadenar.

En la final de la Eurocopa de 1988, Van Basten, casi sin ángulo, anotó un golazo de volea que se coló por la escuadra de la meta rival. Países Bajos conquistó el título y él fue el máximo realizador del torneo. A su regreso, la selección holandesa fue recibida con honores por miles de aficionados en Ámsterdam. ¿Dónde si no?

Notas recomendadas