Brave Hobro IK, un pequeño club semi profesional de la Dinamarca rural, está viviendo su gran sueño después de alcanzar la Superliga danesa.