Xabi Alonso y David Silva pelearon un día por sus colores en la Segunda División. La modesta SD Eibar vive ahora su gran sueño: jugar en la élite del fútbol español.