En un esfuerzo por mejorar el fútbol de clubes mediante estándares mínimos en sectores clave, la FIFA creará, en colaboración con las seis confederaciones continentales, un marco mundial para la concesión de licencias de clubes a fines de 2016.