En un país asolado por la Guerra Civil, los integrantes de la selección nacional yemení intentan dar esperanza a sus compatriotas. Y esa determinación por alegrar al país está impulsando al equipo en las eliminatorias a la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018.