Siempre discreto y en un segundo plano afuera de la cancha, dentro transmuta en líder indiscutible y director de juego. Así es el croata Luka Modric, con quien repasamos su infancia marcada por la Guerra de los Balcanes, sus inicios en el Dinamo de Zagreb, su paso por el Tottenham, su llegada al Real Madrid y su papel en la selección croata. El centrocampista no le pone paños calientes a su desempeño en la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014: "Mi peor actuación con la selección en un gran torneo".