Habían pasado muchos años, demasiados, desde la última vez que la selección magiar dijo presente en una gran competición internacional, pero la clasificación de Hungría para la Eurocopa 2106 ha abierto un nuevo escenario. Jugadores y cuerpo técnico nos hablan de la importancia que la presencia de la selección en tierras francesas tiene para el fútbol húngaro, y miran con optimismo al futuro. A partir de ahora, cada vez que se hable del fútbol del país, no habrá que limitarse a echar la vista atrás hacia el maravilloso equipo liderado por Ferenc Puskás.