Más de 30 miembros del personal de la Federación de Fútbol de Haití perdieron la vida en el terremoto que afectó al país en 2010. Con la ayuda de la FIFA, la institución pelea día a día por recuperar el ritmo normal del fútbol en la isla.