El fútbol cambia a medida que crece y, con él, las responsabilidades de la FIFA, que están reflejadas en el núcleo de la Misión FIFA: "Desarrollar el juego, conmover al mundo, construir un futuro mejor".