El arbitraje asistido por vídeo (VAR, por sus siglas en inglés) apoya, junto con los árbitros asistentes y el cuarto árbitro, al colegiado principal del encuentro que seguirá tomando la primera y la última decisión en el terreno de juego.