Vivía su mejor momento. Goleador en el América de México, Salvador Cabañas se preparaba para disputar la Copa Mundial de la FIFA 2010 con Paraguay. Pero una disputa en un bar desembocó en un tiroteo que truncó su carrera. El propio Cabañas, que vive desde entonces con una bala alojada en su cabeza, y sus excompañeros de selección Roque Santa Cruz y Nelson Haedo Valdez rememoran el episodio y la lucha de Cabañas por regresar al fútbol.