El evento acogió en Zúrich a distinguidos ponentes que son un ejemplo en la lucha contra la discriminación. Se compartieron experiencias, ideas y acciones para utilizar el fútbol como herramienta para reducir las diferencias sociales entre hombres y mujeres y para ayudar a construir una sociedad más respetuosa con todos.