Ingresos de la FIFA
© Getty Images

El organismo rector del fútbol mundial cuenta con varios canales de ingresos diferentes en su búsqueda de los recursos necesarios para emocionar al mundo, desarrollar el juego y edificar un futuro mejor.

La FIFA disfrutó de un periodo de gran éxito durante el último ciclo de cuatro años, de 2007 a 2010, con ingresos que ascendieron hasta 4.189 millones USD, un incremento importante con respecto a los 2.634 millones USD alcanzados en el cuatrienio anterior. Los costes también subieron, pero se mantuvieron firmemente bajo control, lo que permitió a la FIFA registrar un resultado de lo más saneado: 631 millones USD.

El 93% de la renta de la FIFA durante este periodo procede de ingresos relativos a las competiciones. La mayor competición de todas se erigió también en la mayor recaudadora de fondos: la Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010™ recaudó 2.408 millones USD del total de 2.448 millones que la FIFA ingresó de derechos televisivos, y 1.072 millones USD de los 1.097 millones que reportaron los derechos de marketing. En conjunto, Sudáfrica 2010 aportó el 87% de los ingresos totales de la FIFA.

La FIFA también se benefició de la concesión de licencias de marca. Según el Programa de Concesión de Licencias de la FIFA, las empresas pagan por obtener una licencia para usar las marcas registradas de la FIFA en su publicidad, actividades generales de marketing, promoción y venta de sus productos o programas licenciados. Además de contribuir a la difusión de la marca FIFA y a la globalización del deporte del fútbol, este apartado generó para la FIFA 37 millones USD entre 2007 y 2010.

La organización recibió otros 33 millones USD del Concepto de Calidad, en virtud del cual los fabricantes de balones de fútbol, fusal y fútbol playa pagan al organismo rector por conseguir los sellos de garantía de calidad “FIFA-approved” o “FIFA-inspected” para sus productos. El resto del montante que ha ingresado la FIFA procede de su conservadora estrategia de inversiones, y se compone principalmente de entradas en concepto de intereses por valor de 51 millones USD y de beneficios en divisas valorados en 64 millones USD.

Como uno de los factores clave de este satisfactorio periodo 2007-2010, durante el cual el saldo contable de la FIFA ascendió hasta 2.145 millones USD, destaca el incremento de las reservas hasta un total de 1.280 millones USD, a fecha de 31 de diciembre de 2010. La creación de reservas es una de las obligaciones tipificadas de la FIFA y garantiza que la organización alcance independencia financiera y se prepare para los imprevistos que puedan dañar gravemente sus fuentes de recursos. Por consiguiente, el organismo rector del fútbol mundial puede sentirse satisfecho de sus éxitos en los últimos años. En concreto durante el periodo 2007-2010, el nivel de reservas subió hasta duplicar con creces los 617 millones USD de 2006.