F-MARC

F-MARC: de la medicina para el fútbol al fútbol para la salud

Cómo empezó todo
La FIFA, el organismo rector del fútbol mundial, concede especial importancia a la salud de los jugadores. Por esta razón, en 1994, los miembros de su Comisión de Medicina fundaron un departamento de investigación independiente: el Centro de Evaluación e Investigación Médica de la FIFA (F-MARC).

Con ello se perseguía el objetivo de que el F-MARC creara una base científica para proteger la salud de todos los jugadores y promocionara la práctica del fútbol como actividad de ocio saludable.

La prevención es posible
El F-MARC se propuso en primer lugar reducir la incidencia de las lesiones en el fútbol. Para conseguirlo era preciso determinar con qué asiduidad y por qué motivos los profesionales de élite y los jugadores aficionados sufrían lesiones, y si existían diferencias entre hombres, mujeres y jóvenes en este aspecto. No era tarea fácil, pero se trataba de un requisito esencial para una prevención eficaz, puesto que las lesiones tan solo se pueden prevenir si sabemos con qué frecuencia, cuándo, dónde y cómo ocurren. El F-MARC llevó a cabo estudios con jugadores de las diferentes categorías masculinas y femeninas, y además creó un sistema para obtener un registro normalizado de las lesiones habituales en las competiciones futbolísticas, que ya se ha adaptado a otros deportes y ha adoptado el Comité Olímpico Internacional.

Con este riguroso trabajo preliminar como premisa, el F-MARC creó “Los 11”, un programa de prevención para jugadores aficionados, cuya eficacia ha quedado ampliamente demostrada en Suiza y de forma apabullante. La ejecución del programa en todo el país ha traído como consecuencia una reducción importante de las lesiones durante entrenamientos y partidos, un resultado que demuestra no solo la eficacia del programa, sino también la facilidad de su aplicación y la amplitud del ámbito en el que puede ejecutarse. Desde entonces, el proyecto “Los 11” ha crecido hasta convertirse en un programa de calentamiento completísimo: “Los 11+”. En un relevante estudio llevado a cabo en Noruega, “Los 11+” consiguió que el índice general de lesiones se redujera en un tercio, y la cifra de lesiones graves disminuyera a la mitad, un logro sin precedentes (véase la página …).

Las Reglas del Juego y su interpretación contribuyen de forma decisiva a reducir al mínimo el riesgo de que se produzcan lesiones. El F-MARC demostró que el contacto entre el codo y la cabeza comporta el peligro de una lesión grave. Tras esta demostración, el International Football Association Board introdujo una enmienda en las Reglas del Juego antes de la Copa Mundial de la FIFA 2006™: los codazos en la cabeza se sancionarán con tarjeta roja. Como resultado, en Alemania 2006 se registraron menos conmociones cerebrales y lesiones en la cabeza que nunca antes.

Aparte de la prevención de lesiones, el F-MARC se ha dedicado a estudiar una gran variedad de cuestiones a lo largo de los años: por ejemplo, la búsqueda del mejor examen médico para prevenir la muerte cardíaca súbita, las influencias medioambientales como el calor o la altitud, la nutrición óptima o las consecuencias que el ayuno del Ramadán pueda tener en el rendimiento.

Es importante que los jugadores del mundo entero se beneficien de estos descubrimientos científicos y del alcance actual de las investigaciones. Para ello, además de artículos científicos, el F-MARC ha publicado una gran cantidad de materiales de información destinados a médicos, fisioterapeutas, entrenadores y jugadores.

El fútbol te da salud y te mantiene sano
El proyecto más importante en la actualidad y en el futuro trasciende las barreras del juego: el “Fútbol para la Salud” no se centra en los jugadores, sino en la salud de las comunidades y de la sociedad en su totalidad. Por su enorme popularidad, el deporte rey posee la capacidad de desempeñar una labor excepcional en la prevención de enfermedades y en la sensibilización pública sobre ellas.

Gracias a los trabajos preliminares del F-MARC, se puede asegurar que el fútbol es un deporte seguro para todos, siempre y cuando se adopten ciertas precauciones. Una vez alcanzado este objetivo, podemos dedicarnos a estudiar exhaustivamente los beneficios del juego en la salud, y el uso del fútbol como herramienta en cursillos sobre higiene y sanidad.

En 2010, la revista Scandinavian Journal of Sports Medicine and Science publicó un número especial sobre los efectos saludables de practicar el fútbol como actividad de ocio. En la publicación se demostraba que jugar un partido entre equipos de pocos integrantes dos o tres veces a la semana reducía considerablemente todos los factores de riesgo que acarrean enfermedades cardiacas, presión arterial alta, diabetes y osteoporosis en hombres y mujeres de mediana edad sin entrenamiento deportivo previo. Los efectos que producía el fútbol eran más destacados que los de correr o ejercitar la musculación y la fuerza. Jugar al fútbol también ayudaba a luchar contra la obesidad, además de aportar varios beneficios de índole social que no brindaban los demás deportes.

Al mismo tiempo, la eficacia de “Los 11 para la Salud” del F-MARC se evaluó por primera vez entre escolares de regiones desfavorecidas de Sudáfrica, el país anfitrión de la Copa Mundial de la FIFA 2010. El estudio piloto demostró que mensajes sanitarios sencillos, combinados con diferentes elementos del juego, como defensa, remates de cabeza, disparos a puerta y jugadas de ataque, servían para incrementar considerablemente los conocimientos higiénicos y sanitarios que poseían tanto los niños como las niñas, y cambiar su actitud sobre estos temas.

A esta primera evaluación siguieron estudios en Zimbabue y Mauricio. De hecho, en enero de 2011, el Gobierno de Mauricio implantó “Los 11 para la Salud” en todos los centros de enseñanza secundaria del país. Otras naciones están siguiendo su ejemplo: Kenia, Namibia y Malí han entablado conversaciones con el F- MARC sobre la puesta en marcha del programa en todo su territorio.

La Comisión de Medicina de la FIFA y el F-MARC se han fijado objetivos muy claros: proteger la salud de los 265 millones de jugadores que hay en el mundo, promocionar el fútbol como actividad de ocio segura y saludable e incrementar su aportación a la salud mundial.

Zúrich, marzo de 2010

Dr. Michel D’Hooghe
Presidente de la Comisión de Medicina de la FIFA

Prof. Jiri Dvorak
Presidente del F-MARC