Expertos internacionales de primera línea del mundo del deporte, todos ellos representantes del COI, la FIFA y otras federaciones deportivas internacionales, se reunieron en la Casa de la FIFA en Zúrich el 1 y el 2 de noviembre de 2012 con motivo del IV Congreso Internacional de Consenso sobre la Conmoción Cerebral en el Deporte. El objetivo del congreso, de dos días de duración, ha consistido en analizar y llegar a un consenso sobre la mejor manera de gestionar y prevenir los casos de conmoción cerebral en el deporte.

El profesor Jiri Dvorak, Jefe Médico de la FIFA, explicó: “Lo que esperamos es crear herramientas prácticas, sencillas y fáciles de usar, para su empleo por parte de entrenadores y personal paramédico al borde del terreno de juego y en el fútbol base, donde haya escasa atención médica. Por lo tanto, estamos tratando de elaborar recursos didácticos sencillos para todos los que participan en el fútbol, que difundiremos a través de los programas de desarrollo de la FIFA. Con socios tan poderosos como la FIFA, la IIHF (Federación Internacional de Hockey sobre Hielo), la IRB (International Rugby Board), la Federación Ecuestre Internacional y el COI, podemos influir enormemente”.

“Los tres congresos anteriores sobre contusiones cerebrales nos sirvieron de estímulo para llevar a cabo estudios de investigación, que nos permitieron convencer al IFAB para que adaptara las Reglas de Juego de manera que se castigaran con la tarjeta roja todos los incidentes que provocan contusiones cerebrales, como los codazos en la cabeza. Como resultado, ha disminuido de forma importante la incidencia de este tipo de contusiones. Si comparamos la Copa Mundial de la FIFA 2002 con la Copa Mundial de la FIFA 2010, veremos que hemos contribuido a reducir a la mitad la frecuencia de las contusiones cerebrales y lesiones en la cabeza”.

Cambio de paradigma
Hasta hace poco, la contusión cerebral, una de las lesiones más habituales en el deporte, con posibles graves consecuencias a largo plazo en la salud de los deportistas, no se diagnosticaba ni se trataba adecuadamente. En la actualidad se reconoce plenamente que se trata de un peligro muy grave para la salud, y varias de las principales federaciones deportivas están adoptando medidas para proteger a los atletas de sus efectos adversos, y para asegurarse de que los jugadores se recuperen debidamente tras un incidente de este tipo.

“A muchos de los 204 deportes integrados en el COI les afecta el tema de las lesiones en la cabeza, y por eso estamos intentando por todos los medios financiar investigaciones en este campo, porque tratamos de solventar la falta de conocimientos sobre la materia. Ésa es la razón de estas reuniones”, declaró Lars Engebretsen, director de Ciencia e Investigación del Comité Olímpico Internacional (COI).

Bob Cantu, director médico del Centro Nacional para la Investigación de las Lesiones Deportivas Catastróficas, de Carolina del Norte, coincidió en la apreciación: "Las contusiones llevan produciéndose de hace mucho tiempo, pero la importancia que ahora se concede a las lesiones de tipo contusivo en la cabeza ha sido decisiva. Desde que nos reunimos aquí hace cuatro años, se ha establecido mejor cómo controlarlas, reconocerlas, tratarlas y prevenirlas, y este congreso de la FIFA se ha situado a la cabeza de este avance".

En el congreso, que alberga la FIFA, los representantes del COI, la NFL, la NHL, la IRB, la IIHF, la Federación Ecuestre Internacional y la Liga de Fútbol Australiana compartieron sus experiencias e ideas sobre nuevas medidas de prevención, detección y tratamiento, con el objetivo de alcanzar un planteamiento común en este grave problema para el deporte profesional y de aficionados.

Los temas analizados fueron la valoración al borde del campo de las contusiones cerebrales, el diagnóstico y el regreso al terreno de juego, la gestión de los casos difíciles, la gestión pediátrica de la contusión cerebral, los problemas a largo plazo y la difusión de conocimientos e información.

Dinfundir es la tarea
La doctora Karen Johnston, neurocirujana especialista en lesiones cerebrales, de Toronto, está convencida de que la difusión de conocimientos es fundamental: “La ciencia está avanzando para ayudarnos a comprender que el cerebro sufre perturbaciones con una conmoción. Sin duda se producen problemas funcionales en la forma en la que trabaja el cerebro. Muy a menudo nos encontramos con atletas que, junto con lesiones en la cabeza, padecen alteraciones del carácter y dificultades para retomar sus vidas laborales y deportivas”.

"Estamos aprendiendo que un planteamiento multifacético sobre las lesiones en la cabeza es lo que necesitamos para conseguir que los deportistas vuelvan a su vida normal. En el caso de las contusiones cerebrales, hay que recurrir a muchos especialistas diferentes para asegurarle al atleta la mejor recuperación, y este congreso abarca todas las especializaciones necesarias”.