Protegiendo tu salud
© FIFA.com

Hacer del fútbol un deporte más seguro es nuestro objetivo desde hace más de una década. Sacarás el máximo provecho de tu juego si reduces al mínimo todos los efectos negativos y optimizas los factores más importantes.

Para evitar malentendidos debemos puntualizar que el fútbol no es un deporte de riesgo, sino un ejercicio saludable y divertido. Normalmente, los jugadores piensan por primera vez en las lesiones cuando se preguntan qué puede comprometer su salud y su rendimiento futbolístico. Pero hay una serie de aspectos en los que algunas precauciones y medidas te ayudarán a protegerte de todo daño y a rayar a gran altura con tu arte.

Queremos explicarte cómo aprovechar al máximo los beneficios para la salud que ofrece el fútbol:

  • Lesiones en el fútbol
    Averigua todo lo que debes saber sobre las lesiones en el fútbol. ¿Cuáles son las más frecuentes? ¿Cómo prevenirlas?: “El 11+” y mucho más. También te explicamos a qué primeros auxilios puedes recurrir en caso de que sufras una lesión sobre el terreno de juego.
  • Reducir los riesgos al mínimo durante un partido
    Aunque la incidencia es extremadamente escasa, algunos jugadores pueden sufrir una cardiopatía congénita cuya existencia ellos mismos desconocen. Algunos datos pueden alertar de la presencia de un problema cardiaco subyacente, y un detallado examen médico es capaz de detectarlo: entérate aquí de cómo prevenir la MCS. Las condiciones climáticas extremas constituyen un factor de riesgo. Algunas cuestiones que hay que considerar cuando se está jugando bajo un calor asfixiante.
  • Alimentos para el fútbol
    Los buenos alimentos no solo te convierten en mejor futbolista, también proporcionan a tu organismo todo lo que necesita para afrontar los desafíos físicos que plantea el juego.