Academias y campos para los jóvenes indios

El fútbol en la India es casi tan antiguo como los orígenes de este deporte, ya que los primeros rastros de un partido de fútbol se remontan a 1868. Sin embargo, en cuanto a popularidad, sigue estando a años luz del críquet, una verdadera religión en el país. Desde 2007, no obstante, la creación de la I-League y sus 14 clubes de primera división han aportado más peso específico al fútbol, sobre todo en Calcuta, donde están radicados los equipos más populares de la India: el Mohun Bagan y el East Bengal.

A pesar de su eliminación prematura en la fase de clasificación asiática para la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014™, la selección nacional no pierde la esperanza. Su éxito más reciente fue en diciembre de 2011, con el triunfo en el Campeonato de la Federación de Fútbol del Sur de Asia (SAFF). Otro aspecto alentador ha sido el reciente fichaje del ídolo local Sunil Chhetri, capitán y delantero de la selección, por el Sporting de Lisboa.

Si el presente tiene motivos para despertar esperanzas entre los aficionados indios, el futuro podría incluso traerles la felicidad; gracias sobre todo a los programas de desarrollo de la FIFA, orientados en gran medida al fútbol juvenil. Gracias al proyecto “Ganar en la India con la India”, el organismo rector del fútbol mundial ha inyectado 8 millones de dólares estadounidenses para la construcción de un centro técnico y de 8 campos de hierba artificial en 7 regiones distintas.

Otro aporte en 2012: un Proyecto Goal que está financiando la creación de 4 academias regionales en Bombay, Nueva Delhi, Calcuta y Bangalore. “En estrecha colaboración con la FIFA, seremos capaces de inaugurar 10 academias, de las que la mayoría estarán provistas de un terreno de juego sintético”, confirmó Robert Baan, director técnico de la Asociación India de Fútbol (AIFF). “Pondremos en marcha un proyecto sobre el terreno y un nuevo programa para la formación de los entrenadores”.

Dichas escuelas de fútbol captarán a jugadores nacidos a partir del 1 de enero de 1999 (del 1 de enero de 1997 en el caso de la de Bombay), y tendrán como objetivo formar a la élite futura del fútbol indio. “Actualmente estamos en fase de detección y de selección”, detalló Baan, cuya misión estriba en analizar los estatutos del fútbol indio y presentar una hoja de ruta para mejorar la calidad a nivel local. “En 2013 se abrirán 5 academias más, una de ellas de élite. Gracias a esas escuelas, cubriremos todas las franjas de edad que deben clasificarse para las competiciones de la AFC y para las Copas Mundiales de la FIFA de su categoría”.

El foco, en juveniles
Para acceder a las grandes citas internacionales, además de las infraestructuras que se están poniendo en marcha, los jóvenes indios también necesitan acumular experiencia. “Los combinados nacionales sub-16 se han clasificado dos veces, en 2007 y 2011, para la fase final de la Copa Asiática”, recordó con orgullo Colm Joseph Toal, seleccionador sub-19, al tiempo que lamentaba la falta de salidas para los jóvenes jugadores. “Se han integrado en su propio equipo, el Indian Arrows, dentro de la liga profesional del país. La primera promoción, con chavales de 18 a 21 años a edad, ocupó el 9º puesto entre 14 clubes en la liga profesional, y 5 de ellos ya han debutado con la selección absoluta”.

Una prueba de que el compromiso de la FIFA para apoyar el desarrollo del fútbol juvenil en la India no es una iniciativa puntual, sino una inversión a largo plazo, es que la oficina de desarrollo de la región del sur de Asia se ha reubicado recientemente en Nueva Delhi, tras haber estado fijada durante mucho tiempo en Sri Lanka. También en Nueva Delhi se celebrará en septiembre una Conferencia de la IFA (International Football Arena); y Jérôme Valcke, Secretario General de la FIFA, y Thierry Regenass, Director de Asociaciones Miembro y Desarrollo de la FIFA, intervendrán en los debates.