La inversión en el fútbol cubano rinde frutos
© AFP

Por primera vez en la historia, Cuba será de la partida en una Copa Mundial Sub-20 de la FIFA, gracias al vibrante triunfo por 2-1 conseguido el martes 26 de febrero de 2013 sobre Costa Rica en los cuartos de final del torneo de clasificación de la CONCACAF para Turquía 2013.

El inédito éxito, que significará la décima participación de Cuba en la fase final de una competencia FIFA, no es fruto de la casualidad, sino que es el resultado de un proceso de largo recorrido. “Es un gran logro para todo el deporte cubano, y es el resultado de diez años de trabajo bien planificado en el que hemos contado con el apoyo del Gobierno cubano y que nos ha permitido desarrollar esta gran generación de jugadores. Ir a Turquía es un sueño, pues estamos hablando de una categoría sumamente competitiva”, dijo el Presidente de la Asociación de Fútbol de Cuba, Luis Hernández.

“Para nosotros también ha sido fundamental recibir el respaldo de la FIFA. Desde 1998, la FIFA ha colaborado de forma estrecha con nosotros y nos ha permitido desarrollar distintos proyectos de infraestructura y de capacitación que han contribuido a darle una identidad a nuestro fútbol”, añadió.

Inversión en infraestructura
Desde 1999 hasta la fecha, la FIFA ha invertido una cifra superior a los 5.1 millones de dólares en el desarrollo del fútbol en Cuba: 4.000.050 han llegado a través del Programa de Asistencia Financiera, 800.000 por medio de los Proyectos Goal 1 y 2, y un monto de 300.000 en virtud de la iniciativa “Ganar en CONCACAF con CONCACAF”, que ha facilitado la provisión de equipamiento y de expertos. Además, en los últimos siete años se han llevado a cabo 14 programas educativos en las áreas de fútbol femenino, arbitraje, fútbol base y fútsal gracias al aporte de recursos adicionales por parte de FIFA.

La inversión se ha traducido en proyectos concretos, como la mejora de la sede de la Asociación Cubana, llevado a cabo en el marco del Proyecto Goal 1 en 2001, que también incluyó la implementación de un campo de césped natural, una residencia, un equipo médico y sala de conferencias con biblioteca. Además, con los fondos de Goal 2 se consiguió finalizar el centro técnico, lo que también comprendió un sistema de iluminación y un centro de formación.

Otros Proyectos Goal,  como la instalación de una cancha de césped artificial en el estadio La Polar, fueron aprobados y se implementarán en el corto plazo.

Aunque Cuba haya quedado fuera del Hexagonal Final que dirimirá a los representantes de la CONCACAF en la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014™ y se mantenga a la espera de reeditar la única participación de un seleccionado isleño en la máxima cita, ocurrida en 1938, el futuro promete.

“Nosotros intentamos cumplir metas parciales para ir progresando. En Turquía daremos lo mejor de nosotros y, además, tenemos confianza en nuestro equipo sub-17, que se ha clasificado para las finales de la eliminatoria de la CONCACAF”, agregó Hernández, con la mirada puesta también en el Mundial de la categoría que se celebrará este año en Emiratos Árabes Unidos.

“Como FIFA hemos diseñado diversos programas para contribuir de la forma más efectiva al desarrollo del fútbol en nuestras asociaciones miembro. En Cuba hemos centrado nuestra colaboración en los ámbitos de infraestructura y educación. Nos alegra el progreso observado y estaremos contentos de continuar apoyando el desarrollo del fútbol cubano”, concluyó el director de Asociaciones Miembro y Desarrollo de la FIFA, Thierry Regenass.