Busacca, con los árbitros de CONMEBOL
© FIFA.com

Massimo Busacca, Jefe del Departamento de Arbitraje de la FIFA, participó en el Curso para Árbitros de Élite de la CONMEBOL que se celebró del 28 de enero al 1 de febrero en Paraguay, y en al que asistieron más de 34 oficiales de todas las Asociaciones Miembro de la zona sudamericana.

El curso trató diversos aspectos necesarios en la formación de un árbitro del máximo nivel, para lo cual contó con destacados Miembros de la Comisión de Árbitros e instructores de la FIFA, además de profesionales del área de la kinesiología y la nutrición. En mente, el largo camino hacia la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014.

Busacca tiró de sus 22 años de experiencia como árbitro y participó activamente en el programa del curso. Resaltó cualidades, valores y hábitos que el árbitro debe manifestar tanto dentro del terreno de juego como en la preparación técnica, táctica y física de los partidos.

Destacó además la necesidad encarar los partidos con optimismo y valor, confiando en las propias decisiones y cualidades, aplicando la inteligencia emocional a la hora de tomar decisiones, sin dejar que el público influya para lo cual es necesario comprender el juego, analizarlo, prepararlo con anticipación en base a la táctica.

El suizo hizo hincapié en la importancia de una correcta comunicación con jugadores y entrenadores (tarea en la que resulta muy útil el dominio de varios idiomas), y la necesidad de comprenderlos, de no perder la calma, y lograr su respeto y atención ejerciendo la autoridad correcta y firmemente.

Por último, llamó la atención sobre el aspecto más importante de todos: la humildad. El árbitro debe estar abierto a aprender siempre de los instructores, debe ser fiel a sí mismo pero consecuente y autocrítico con sus actuaciones. Ha de reconocer sus errores y aprender de ellos también.

Evitar los errores
Durante el curso se repasaron los aspectos que deben trabajarse especialmente para miniminar los errores arbitrales tales como el manejo del estrés o la preparación física y mental. Así se pusieron a disposición de los árbitros varias herramientas de trabajo, como métodos tácticos correctos y programas de formación para mejorar su rendimiento. También se recomendó invertir tiempo en ver y analizar partidos por televisión.

Los árbitros asistentes al curso saben que su trabajo en los meses que siguen será determinante en el proceso de selección de los colegiados que finalmente tengan el privilegio de participar en la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014. Y así se explicó en el curso. Las áreas que se considerarán en esa criba, partiendo de elevados estándares de evaluación, van desde un estado de salud óptimo, a un fluido conocimiento del inglés, pasando por un rendimiento alto en el área técnica y física, y la correcta aplicación e interpretación de las Reglas de Juego.

"Tanto las pruebas como las evaluaciones son exigentes, porque el nivel actual del juego así lo requiere. Nuestra labor es proporcionar el conjunto de herramientas técnicas, físicas y estructurales que generen tanto en los árbitros como en las mismas Asociaciones, hábitos profesionales de cuidado físico y nutritivo, entrenamiento, capacitación y conocimiento íntegro de las Reglas de Juego", manifestó el Massimo Busacca.

Para finalizar, Busacca instó a los árbitros a que vivan y respiren fútbol, que se involucren plenamente en las exigencias de la preparación profesional, por el honor que supone la labor de juzgar un partido.