Sinclair y el mayor de los desafíos
© Getty Images

Sus ojos transmiten pura determinación. Resulta imposible dudar de que en la cabeza de Christine Sinclair solo cabe el éxito. Para ella, la mentalidad ganadora es una filosofía de vida. Cuando se trata de conseguir sus objetivos, la estrella del ataque canadiense siempre elige el camino más corto, tanto sobre el campo como lejos de él.

Después de volver a mostrar su enorme clase en el Torneo Olímpico de Fútbol Femenino 2012 y de proclamarse con sus siete goles máxima goleadora de un certamen en el que condujo a Canadá a la conquista de la medalla de bronce, Sinclair apunta ya hacia un nuevo reto: la Copa Mundial Femenina de la FIFA 2015. En la entrevista que concedió a FIFA.com, la futbolista norteamericana no se anduvo por las ramas: “Queremos ser campeonas del mundo”.

“Volvemos a divertirnos sobre el campo”
Como es lógico, la selección canadiense quiere dar un paso más después de lograr el tercer puesto en la cita olímpica de Londres, máxime cuando el próximo certamen mundialista se celebrará en su país. A sus 29 años, Sinclair considera que disputar una Copa Mundial Femenina de la FIFA en casa supondrá el punto culminante de su carrera. “Por supuesto, creo que en nuestro país y ante nuestra afición gozaremos de una pequeña ventaja que queremos aprovechar al máximo. Tenemos casi tres años para prepararnos con nuestro seleccionador John Herdman. Confío ciegamente en las posibilidades del equipo”, declaró eufórica la goleadora.

En el camino hacia Canadá 2015, Sinclair y sus compañeras se beneficiarán sin duda de las experiencias acumuladas a lo largo de los últimos 15 meses, que han resultado una auténtica montaña rusa de sensaciones para el combinado norteamericano. Primero llegó la inesperada eliminación en la primera fase de la Copa Mundial Femenina de la FIFA Alemania 2011, que causó una gran decepción y frustración en el equipo. Después vino la gran actuación de los Juegos Olímpicos 2012, donde las norteamericanas evidenciaron un cambio radical. “Hemos aprendido la lección. Ahora sabemos que a este nivel no nos podemos permitir dejar de estar al cien por cien un solo partido”, aseguró Sinclair. Los malos momentos han hecho al equipo más fuerte.

La jugadora que más veces ha vestido la elástica de Canadá cree que la principal causa del crecimiento del combinado norteamericano en los últimos meses es la llegada al banquillo de Herdman. “Somos un equipo completamente diferente”, asegura Sinclair. “La selección acabó rota tras la última cita mundialista. John nos ha devuelto la energía y el entusiasmo. Nos ha transmitido su idea y su estilo. Ahora volvemos a divertirnos sobre el campo”. Este es el estado de ánimo que el conjunto canadiense deberá conservar y potenciar de cara a la gran cita de 2015.

Impulso para el fútbol en Canadá
“Todo el país hará un fantástico papel en lo que concierne a la próxima edición de la Copa Mundial Femenina de la FIFA. Estamos ya inmersos en los preparativos y se percibe que el entusiasmo por la cita mundialista sigue creciendo”, cuenta Sinclair con una sonrisa de orgullo en el rostro. “Lo importante es que este certamen supondrá un gran impulso para el fútbol canadiense”, añade.

Para Sinclair, que ha sido elegida Mejor Jugadora Canadiense del Año en siete ocasiones y se ha convertido en el estandarte del fútbol de su país, los próximos años resultarán decisivos: “Tras el Mundial de 1999, que se celebró en Estados Unidos, nuestro deporte ganó mucha popularidad en ese país. Eso es lo que queremos ahora para Canadá. Los canadienses solo siguen el fútbol una vez cada cuatro años. Nuestra intención es que esto cambie en 2015 como muy tarde”.

Lo que está por venir promete
La resolutiva y vertiginosa delantera, cuya explosividad es quizás la más temida en el fútbol femenino actual, no es la única que alberga estas esperanzas de un futuro mejor, como tampoco es ni mucho menos la única que está convencida de que la Copa Mundial Femenina de la FIFA Canadá 2015, que tendrá 24 selecciones participantes por primera vez en la historia de la competición, constituirá un gran éxito.

Aunque la propia jugadora asegura que las marcas personales no son lo importante, Sinclair podría establecer un récord mundial precisamente en el certamen al que ella se refiere como el punto culminante de su carrera, dentro de tres años y ante su propio público. La delantera canadiense suma hasta la fecha 143 goles como internacional, a solo dos de la estadounidense Abby Wambach, segunda, con 145 tantos, en una clasificación histórica de goleadoras que encabeza la legendaria Mia Hamm con 158 dianas. Sin duda, nos esperan años muy interesantes en el camino hacia la Copa Mundial Femenina de la FIFA Canadá 2015.