Tras el éxito canuck
© Getty Images

En una época en la que los entrenadores evitan dedicar elogios a un jugador en concreto por no agraviar los egos del resto de la plantilla, John Herdman, seleccionador del combinado femenino de Canadá, ha sorprendido a FIFA.com en una entrevista exclusiva al destacar lo más destacado del año 2012. “Supongo que trabajar con Christine Sinclair”, ha declarado. “Como entrenador te mueve la ilusión de colaborar con gente realmente excepcional. Ella me ha ayudado a subir el nivel de calidad y viceversa. Creo que hemos conseguido sacar mutuamente lo mejor de nosotros mismos como técnico y como jugadora”.

“Christine recibió este año el trofeo Lou Marsh (el premio que se otorga al mejor deportista canadiense del año), que en el pasado han ganado grandes figuras como Wayne Gretzky. Su elección da una idea de la reputación que la jugadora tiene en el país”, añadió.

“Es el tipo de futbolista que, después de los entrenamientos, se queda otros 20 o 25 minutos practicando tiros libres, y que consigue contagiar a todo el mundo su entusiasmo por el fútbol. Pese a lo mucho que ha logrado, es una persona muy sencilla”, elogió el técnico.

El resurgir canuck
Canadá y Sinclair han experimentado unos progresos impresionantes desde que el antiguo seleccionador de Nueva Zelanda empezó a dirigir el combinado a finales de 2011. Herdman ocupó el cargo después de que la selección de Canadá cayera en los tres partidos que disputó en la Copa Mundial Femenina de la FIFA celebrada en Alemania. En aquellos momentos, muchos observadores daban irremediablemente por perdidas las opciones del equipo en el Torneo Olímpico de Fútbol Femenino.

No obstante, el hombre al que la BBC llama “el Mourinho geordie” planeó y organizó el asalto al tercer puesto en Londres 2012, donde un gol de Diana Matheson en el tiempo de descuento del partido por el bronce otorgó a Canadá la victoria sobre Francia y una plaza en el podio.

“En los Juegos Olímpicos, el equipo se puso a la altura de Christine”, explicó el técnico. “Melissa Tancredi marcó cuatro tantos en el torneo, un logro fenomenal. Terminamos segundos en la clasificación de equipos más goleadores, y dos de nuestras jugadoras figuraron entre las cuatro máximas anotadoras. Canadá no había marcado ni un solo gol en el último Mundial, de manera que el éxito olímpico fue producto de un trabajo de equipo sin parangón. Todas rindieron como la competición merecía, y todos nos lo pasamos en grande. Disfrutamos de cada minuto en aquellos Juegos”.

“Ninguna selección de Canadá, masculina o femenina, había ganado una medalla olímpica desde 1936, y sabíamos que este equipo nunca antes había superado unos cuartos de final. Siempre ha prometido mucho, pero nunca hasta ahora había cumplido con las expectativas despertadas. En esta ocasión, mis chicas lo consiguieron. Vivimos unos días apasionantes. Las líderes empujaron al resto y entre todas mantuvieron el impulso. Ha sido un año fantástico”, dijo.

Profesionalidad para el año nuevo
A principios de 2013, Herdman se llevará a su selección a China para participar en un torneo entre cuatro naciones, y después a la Copa de Chipre, que a punto estuvieron de ganar las canadienses en 2012. Además, el técnico espera con ilusión el comienzo de la temporada inaugural de la liga nacional de fútbol femenino, que servirá para que muchas de las integrantes del combinado canadiense firmen contratos profesionales.

“Nunca antes se ha visto a 16 jugadoras canadienses con contratos profesionales, todas ellas en el mismo continente y con el mismo calendario”, manifestó. “Para nosotros se trata de un gran paso adelante. Será importantísimo para la formación y el crecimiento de nuestras futbolistas, y todos nos beneficiaremos de que las jugadoras jóvenes participen en una liga profesional”.

El año que viene, además, Herdman reanudará una vieja rivalidad, pues US Soccer, la Asociación Estadounidense de Fútbol, ha desvelado que Tom Sermanni se convertirá en el nuevo seleccionador de su combinado nacional femenino.

La época que el inglés pasó en Oceanía con la selección femenina de Nueva Zelanda coincidió con la estancia del escocés en el banquillo de Australia. Herdman admite que la renovada competencia con su paisano británico será intensa, pero cordial. “Tengo muchas ganas de volver a encontrarme con él. Hace mucho que no nos vemos”, aseguró con una sonrisa. “En todo el tiempo que estuve en Nueva Zelanda jamás pude derrotar a sus australianas. Él, por el contrario, disfrutó de lo lindo castigándome siempre que nos enfrentamos”.

“Tommy es un entrenador fenomenal, tiene una experiencia grandísima en el fútbol femenino y una mente táctica impresionante. En todos los Mundiales en los que él estuvo al mando de Australia, el equipo rindió muy por encima de lo normal. Creo que Tom contribuyó a levantar ese equipo australiano y lo guió por una época difícil hasta conquistar grandes cosas. Estados Unidos se ha agenciado un gran entrenador y una gran persona”.

Grandes esperanzas para 2015
Tras el éxito de las suyas en los Juegos Olímpicos, Herdman se declara optimista sobre el futuro del fútbol femenino en Canadá, en el que se incluye la organización en el país de la Copa Mundial Femenina de la FIFA en 2015. “Canadá tiene muchas ganas de fútbol femenino”, añadió. “Este deporte ya ha conseguido una notoriedad enorme en el país; la gente incluso reconoce a las jugadoras”.

“El país cayó rendido a los pies de su selección nacional femenina durante los Juegos Olímpicos. Las cifras indican que uno de cada tres canadienses vieron nuestro partido de semifinales contra Estados Unidos; o sea, 10 millones de personas. A las jugadoras, a los entrenadores y al equipo técnico nos paran todavía por la calle. La gente sigue hablando de los Juegos Olímpicos y de nuestra próxima oportunidad, que nos llegará en 2015”.

“Lo mejor es que el equipo ha cambiado de mentalidad. Nunca había ganado nada en los escenarios mundiales en toda su historia, pero, ahora que nos hemos colgado una medalla de bronce, el miedo al fracaso ha empezado a desaparecer", continuó.

“Si dentro del grupo mantenemos altas las expectativas, tendremos muchas posibilidades de repetir este hito. Así quiero que vayan las cosas en el futuro”, concluyó.