Marta: "Llegaremos mejor preparadas a Canadá"
© Getty Images

Marta no solo es una de las futbolistas más conocidas del mundo, sino también una de las mejores, incluso la más grande para muchos expertos. Cualquiera que la haya visto jugar entiende por qué la brasileña ha sido nominada nueve veces consecutivas para el premio a la Jugadora Mundial de la FIFA. Y se ha llevado el galardón a casa en cinco ocasiones, una hazaña ante la que palidecería hasta el mismísimo Lionel Messi.

"Ir a Zúrich siempre resulta especial”" asegura Marta en una entrevista en exclusiva para FIFA.com. "Tras una temporada larga y exigente, cualquier deportista sueña con poder aspirar a un premio de este prestigio", añade.

Marta, que actualmente juega en las filas del Tyresö FF sueco, sabe bien de lo que habla, ya que en la última edición de la liga sueca vivió un final de campaña que difícilmente podría haber resultado más dramático. Cuando parecía que el Malmö iba a lograr el triplete, el Tyresö le arrebató esa posibilidad al llevarse la victoria en el duelo que enfrentó a ambos en la última fecha y conquistó así la primera liga de su historia.

El título con el Tyresö, el momento del año
“Tener la oportunidad de volver a la liga sueca y jugar en un equipo que ascendió a la máxima categoría en 2009 fue algo muy especial para mí. El partido de la última jornada (frente al Malmö) resultó de auténtico infarto. Hacía tiempo que no vivía algo tan grande. El ambiente en las gradas y la celebración del equipo fue sin lugar a dudas el mejor momento de 2012 para mí”, asegura la futbolista, de 27 años, rememorando la noche de la conquista del título. 

Jugar en la liga sueca no es una experiencia nueva para Marta, que entre 2004 y 2008 militó en las filas de un Umea IK con el que logró varios títulos antes de cruzar el charco y causar sensación en Estados Unidos. “No hay tanta diferencia entre las ligas sueca y estadounidense. En Suecia también se juega un fútbol de la más alta categoría y el campeonato es muy exigente. El juego que se practica en estos dos países es muy similar: físico, atrevido y muy disputado”, explica la internacional brasileña.

Canadá 2015 en el horizonte
Marta también reconoce la valía del campeonato alemán. “Hace un par de años recibí ofertas de la Bundesliga”, revela con una sonrisa. “Se trata sin duda de una gran liga que en mi opinión está entre las mejores del mundo, al igual que la sueca. A los alemanes les encanta el fútbol femenino y Alemania es siempre una opción muy atractiva”, asegura.

Nadie pone en duda que Marta es una de las jugadoras más talentosas y brillantes del mundo. Sin embargo, la delantera todavía no ha logrado ningún gran título con la selección brasileña, que cayó en los cuartos de final tanto en la Copa Mundial Femenina de la FIFA 2011 como en el Torneo Olímpico d Fútbol 2012, dos varapalos difíciles de digerir para la cinco veces Jugadora Mundial de la FIFA.

“En términos generales, nuestro rendimiento no resultó satisfactorio. Hablo de mí, del resto del equipo y del cuerpo técnico. Queríamos llegar muy lejos y luchar por los puestos de honor, pero no pudo ser. En cualquier caso, sabemos que con un plantel tan talentoso como el nuestro no nos faltarán oportunidades”, asegura con ánimos renovados la atacante. “Ahora toca trabajar mucho para estar en los próximos grandes certámenes, sobre todo en la Copa Mundial Femenina de la FIFA Canadá 2015. Llegaremos mejor preparadas que a la cita olímpica de Londres”, promete.

Un objetivo claro
Marta no se atreve a asegurar que el fútbol femenino esté en el buen camino en Brasil. “Es complicado. Brasil presta mucha atención al fútbol femenino cuando hay un gran certamen, pero, en cuanto el telón se baja, todo el mundo se olvida un poco de nosotras. Es cierto que vamos haciendo progresos gradualmente, pero la evolución es demasiado lenta”, lamenta.

Esta energía, junto con un talento privilegiado, es lo que ha llevado a Marta a convertirse en la futbolista que es hoy en día. Multitud de jóvenes jugadoras de todo el mundo sueñan con seguir los pasos de la internacional brasileña, que quiere volver a demostrarles este año que no se equivocan.

“Mi intención es seguir trabajando al máximo, jugar en una liga competitiva y disputar grandes partidos para volver a estar en la Gala de Zúrich el próximo año”, concluye.