La I-League busca la fórmula adecuada
© AFP

La India: 1.200 millones de habitantes, de los cuales el 47% se declaran aficionados al fútbol, y 765.000 jugadores federados en 2011, el doble que en 2006. Con tales cifras, resulta impensable que la I-League no pueda triunfar. Sin embargo, el campeonato indio, cuyo formato actual no se creó hasta 2007, aún se encuentra en estado incipiente. Los patrocinadores no acuden en masa, las audiencias televisivas no destacan, y los estadios no siempre están llenos.

Aun así, a los indios les encanta el deporte rey. Los duelos de rivalidad local de Calcuta llegan a atraer cifras de hasta 100.000 espectadores, los jugadores de la selección nacional son auténticas estrellas y sus salarios figuran entre los más atractivos de Asia. Así pues, ¿qué falta para que acabe llegando el éxito? FIFA.com se ha reunido con los principales actores del fútbol indio para analizarlo y ver qué soluciones contemplan.

En marzo de 2012, el Presidente de la FIFA, Joseph S. Blatter, visitó la India, y habló de “un continente más que de un país”, por su enorme población y territorio. Ese tamaño gigantesco, la fuerza de la India, constituye no obstante una debilidad para su liga.

Sunando Dhar, Presidente Ejecutivo (CEO) de la I-League, explica: “Tres grandes ciudades —Calcuta, Goa y Bombay— cuentan con cuatro clubes cada una en la I-League. Eso supone 12 de los 14 que hay en la división de honor, y no contribuye a dar un sentimiento ‘nacional’ a la liga. Actualmente, el norte, el sur y el centro del país no están representados. Y el sistema de acceso hace que los clubes de esas regiones tengan muy pocas posibilidades de progresar y de alcanzar la elite”. El Secretario General de la Asociación India (AIFF), Kushal Das, confirma ese diagnóstico: “Buscamos soluciones para mejorar la visibilidad y la viabilidad de la liga India. En estos momentos, la I-League está demasiado concentrada en determinadas regiones, debe extenderse a toda la India”.

45 grados a la sombra…
El otro gran problema es la debilidad de las infraestructuras. “Los estadios no son propiedad de los clubes, sino que se los alquilan las autoridades. Eso significa que los clubes, aunque tengan prioridad, no controlan su programa ni se encargan tampoco del mantenimiento”, detalla Sunando Dhar. El programa Ganar en la India con la India ha propiciado ya la construcción de cuatro campos de césped artificial (Bombay, Shillong, Imphal y Bangalore), y hay otros dos en marcha (Goa y Calcuta), aunque esto no es todavía suficiente.

Tan solo dos estadios disponen de una iluminación adecuada para jugar cuando cae la noche. “La cuestión de las infraestructuras es un auténtico reto. En diciembre estará lista la remodelación del Cooperage Stadium de Bombay, a la que ha contribuido económicamente la FIFA”, señala el Secretario General de la AIFF.

Y esa no es una cuestión menor, como recalca para FIFA.com Robin Singh, delantero de la selección india y del East Bengal FC: “En la I-League, la hora a la que se disputan los partidos tiene una importancia fundamental. A mitad de la tarde, en la india pueden registrarse hasta 45 grados, eso no nos beneficia ni a nosotros ni al nivel del juego, tampoco a los espectadores que acuden al estadio, y no es una buena hora para la televisión. Simplemente con cambiar eso creo que el campeonato ganaría en popularidad y calidad”. Subrata Pal, guardameta del combinado nacional y del Prayag United FC, y toda una figura en el país, añade: “Además, no todos los partidos se transmiten por televisión, solo algunos de los clubes de Goa y Calcuta”.

El último defecto que indican todos en el fútbol indio es la falta de centros de formación. “En el pasado, no supimos crear un sistema eficaz para la cantera. Gracias al Programa Goal de la FIFA, estamos implantando centros de formación, y hemos establecido una estructura completa de desarrollo”, resume Kushal Das. “La FIFA nos ha ayudado a abrir academias regionales, y eso es positivo. Pero en los países futbolísticos desarrollados esta responsabilidad corresponde a los clubes. Eso debería ser así también en la India”, observa Sunando Dhar.

La ecuación es clara: buena formación, buenos jugadores y hacer que el público se interese por la liga nacional y no tanto en los grandes campeonatos europeos. “Además de la formación, también haría falta que pudiésemos atraer jugadores de categoría mundial, como por ejemplo Robert Pirès y Hernán Crespo, que se habían anunciado hace varios meses. Si se saben aprovechar bien fichajes de este tipo, la popularidad de la liga se dispararía enseguida”, considera Sunando Dhar, que se esfuerza por conseguir, junto al socio de la liga IMG-Reliance, un sistema de franquicias patrocinadas y a cargo de empresas.

Popularidad subyacente
Con todos estos obstáculos por superar, quizás haya quien piense que la I-League no tiene futuro. Todo lo contrario. En la India la popularidad del fútbol es subyacente, y tan solo necesita un empujón para despertarse. “Los jóvenes indios ven más fútbol que críquet por televisión”, apunta a este respecto Kushal Das. Casi 100 millones de indios siguieron la Copa Mundial de la FIFA 2010™ por la pequeña pantalla…

Todos creen que bastaría una chispa para que la juventud se interesase de nuevo por la liga nacional. Y los grandes triunfos de la selección pueden proporcionarla, como pudo verse en la Copa Nehru hace solo unos días, frente a Camerún. “Este éxito ayudará. En la final, en Delhi, el estadio estaba casi lleno, los indios vieron los partidos masivamente por televisión, eso no puede más que ser positivo para el fútbol indio, y la liga puede beneficiarse de esa popularidad”, asegura Subrata Pal.

Otro impulso potencial para la I-League sería la organización de un gran torneo internacional. Todos los protagonistas del fútbol indio ven cercana la Copa Mundial Sub-17 de la FIFA 2017. “Organizar la Copa Mundial Sub-17 de la FIFA sería un trampolín enorme para el fútbol indio, indudablemente. En primer lugar, porque en el mundo del fútbol se reconocería la capacidad de nuestro país de organizar un evento de ese tipo. Y también causaría una explosión mediática considerable, que nos hace falta. Por último, permitiría a los jóvenes indios situarse en el tablero mundial”, opina Robin Singh.

Una cosa es segura, todos están convencidos de que ha llegado la hora de cambiar la situación y buscar la solución correcta. “El escenario actual no es ideal. Es el momento de cambiar las cosas, pero no en detrimento de los clubes, el fútbol y las estructuras de dirección que son la AIFF, la AFC y la FIFA. Por eso la ‘Task Force para el fútbol indio profesional’ creada por la FIFA es fundamental para que pongamos en común nuestros conocimientos y nuestra experiencia y encontremos la mejor solución”, piensa Sunando Dhar.

Thierry Regenass, Director de Asociaciones Miembro y Desarrollo de la FIFA, concluye: “Esta Task Force va a permitir a los clubes, la Asociación, la liga, los socios comerciales, la AFC y la FIFA poner las cartas sobre la mesa. Enviaremos especialistas para dar los mejores consejos posibles. Es importante llegar a un consenso. Es nuestra prioridad, trabajamos en esa línea”.