Attal: "El fútbol palestino ha crecido mucho"
© AFP

Sólo tiene 27 años, pero Fahed Attal se ha convertido ya en una figura legendaria del fútbol palestino. Este delantero de gran talento es el máximo goleador histórico de su país y el portaestandarte de una nación que lucha por levantar su fútbol. Attal ha conversado con FIFA.com sobre sus ambiciones y esperanzas para Palestina y sobre el desarrollo del deporte rey en el mundo.

Señor Attal, cuéntenos cómo comenzó su carrera y qué trayectoria ha seguido desde entonces. ¿Cómo lo descubrieron?
Empecé la carrera en el club Islamic Qalqilya en 2000 y, a partir de allí, me convocaron para la selección de Palestina en 2005. Me di a conocer jugando en el combinado nacional y empecé mi trayectoria profesional en el extranjero. Estuve cinco temporadas en Jordania, cuatro con el Al-Jazeera de Amán y una con el Al-Wihdat de Ammam, y en ese tiempo gané muchos títulos. En 2006, la Confederación Asiática de Fútbol me designó candidato al premio de Jugador Asiático del Año, me proclamé además máximo goleador de la Copa Challenge de la AFC y me eligieron mejor futbolista palestino en el extranjero. Tuve la suerte de participar en muchos grandes campeonatos y en los clasificatorios para competiciones como la Copa Asiática, la Copa Mundial y el Campeonato de Asia Occidental. Luego regresé a casa y fiché por el Shabab Al Khaleel (de Hebrón), con el que juego en la primera división de la liga de Cisjordania. El año pasado terminamos segundos, y esta temporada vamos a por el título.

¿Cuáles son sus mejores y peores recuerdos como jugador?
Mi mejor recuerdo es el gol que marqué con la selección nacional contra Singapur, y el peor, como para cualquier jugador, las lesiones. Por desgracia, he sufrido una bastante grave hace muy poco.

¿Qué opina del desarrollo actual del fútbol? La FIFA invierte mucho dinero en el desarrollo. ¿Cree que desempeña una labor decisiva en este terreno?
La FIFA ayuda enormemente con la creación de competiciones regulares, con la tutela del reglamento, con la promoción del fútbol femenino, etc. Todo esto contribuye a la evolución del fútbol. La FIFA también ha propulsado el crecimiento del fútbol en Palestina, especialmente con la instalación de terrenos de juego, que han animado al público a practicar este deporte y han supuesto un gran estímulo para la selección nacional y para los clubes. Además, la FIFA ha hecho un trabajo tremendo en la formación de árbitros y entrenadores mediante cursos y seminarios. Está contribuyendo al desarrollo de un deporte vigoroso.

Aunque el fútbol palestino ha mejorado notablemente en los últimos años, ¿en qué áreas se precisan más mejoras?
El fútbol palestino ha evolucionado muchísimo, hasta el punto de que ahora puede competir con otros países de Asia y del mundo árabe. Los principales obstáculos que tiene el fútbol palestino consisten en la dificultad a la que se enfrentan nuestros jugadores para desplazarse y la falta de infraestructura. También se necesita levantar una organización sólida para ayudar los futbolistas jóvenes.

¿Puede explicar cuáles son los problemas principales que se deben resolver, tanto en el terreno deportivo como desde el punto de vista humano?
Como jugador profesional, creo que la principal dificultad es mantener el objetivo de la profesionalidad del fútbol palestino, mediante el perfeccionamiento de la técnica y la calidad, conservando a la vez la creatividad, diversión y entretenimiento propios de este deporte tan apasionante. Los futbolistas palestinos temen por su futuro, porque jugar profesionalmente no les garantiza unos ingresos permanentes. Por lo tanto, deben compaginar otros empleos para asegurarse el sustento, lo que inevitablemente se deja sentir en su rendimiento deportivo.

¿Qué opina del fútbol femenino?
El fútbol femenino destaca como un fenómeno nuevo en Palestina, que yo personalmente apoyo. La selección femenina es muy buena, pero debemos respaldarla si queremos que crezca. El equipo se ha convertido en un fiel reflejo de la evolución de la propia Palestina.

Algunos exjugadores profesionales practican el fútbol playa. ¿Alguna vez ha probado suerte en la disciplina?
Nunca he practicado ese tipo de fútbol, la verdad, pero muchos de mis compañeros juegan al fútbol playa, especialmente en la franja de Gaza, pues la abundancia de playas les facilita la labor. Además, han formado una selección nacional que está consiguiendo logros importantes.

Al igual que el fútbol playa, el fútbol sala está creciendo en todo el mundo. ¿Qué opina de su rápida expansión?
En mi opinión, el fútbol sala es divertido y muy bonito. Existe en Palestina, pero necesita mayor atención y la infraestructura adecuada.

Es el máximo goleador histórico de la selección de Palestina. ¿Qué significa para usted ese logro?
Un gran orgullo y una gran alegría. Pero lo considero un éxito colectivo, en lugar de un logro personal. Representar a mi país supone un gran honor y una gran fuente de motivación.

La carrera lo ha llevado a diferentes clubes durante un tiempo en el que el deporte rey ha experimentado una evolución enorme. ¿Cómo ve el fútbol actual?
La forma de ver el fútbol que tiene cada jugador cambia según su propia experiencia en los clubes por los que pasa. Yo he aprendido que un auténtico profesional debe poseer múltiples aptitudes y desarrollar grandes capacidades físicas y técnicas.

¿Cómo podría un jugador joven emular sus logros?
Los jugadores que deseen hacerse profesionales deben aprovechar todas las oportunidades que les surjan y reinventarse constantemente. Un profesional deberá usar su talento y su técnica para evolucionar siempre hacia un nuevo estilo y no dejar nunca de aprender de los demás futbolistas.

Para usted, que se ha convertido ya en un ídolo de tantos jóvenes, ¿quiénes fueron sus héroes de chaval? ¿En quién se ha inspirado?
Desde el principio, he seguido el ejemplo de mi entrenador, Azmi Nassar. Él descubrió mi talento y me formó en las técnicas necesarias. Si me dedicara a entrenar en el futuro, su influencia en mi concepción del fútbol será muy importante.

En su opinión, ¿cuál es la principal diferencia entre el fútbol profesional y el no profesional?
Hay una diferencia enorme entre el fútbol profesional y el amateur. En primer lugar, se trata de una cuestión financiera. Muchos países no tienen ligas profesionales por falta de dinero. Hay una importante demanda, pero los proyectos profesionales no pueden fructificar por culpa de los bajos sueldos y los grandes atrasos en el pago. Son obstáculos importantes para el desarrollo del fútbol profesional. A esto hay que añadir que los jugadores deben cumplir legislaciones y normativas muy estrictas. En el fútbol no profesional sólo juegas por placer sin sufrir ninguno de estos contratiempos.

Si repasa su trayectoria desde que era un joven futbolista aficionado hasta convertirse en la piedra angular de la selección nacional, ¿qué le gustaría cambiar?
Un futbolista profesional se enfrenta a muchas dificultades en su carrera. Por esta razón, los jugadores deben aprender a formarse, a conocerse a sí mismos y ser conscientes de sus flaquezas. Me habría gustado tener más tiempo para entrenarme y perfeccionarme.

¿Se ve a sí mismo trabajando por el desarrollo del fútbol y por el fútbol base?
Gracias a mis experiencias en clubes diferentes, sigo aprendiendo cada día, y creo que podré compartir con los demás todo lo que sé: inventar ejercicios para mejorar las técnicas, y entrenar o dar clases de fútbol a los niños.