Una presentación a la altura
© Getty Images

Recurriendo a una película y a actuaciones en vivo de alto vuelo, la ceremonia de apertura del Congreso de la FIFA en Budapest el 24 de mayo se ha desarrollado como una magnífica gira guiada por la capital húngara. Revisamos los pormenores.

La ceremonia de apertura del LXXII Congreso de la FIFA celebrada en el Palacio de Congresos de Budapest el 24 de mayo ha permitido lucirse a los artistas húngaros. La pauta quedó marcada desde el principio mediante el ceremonial de banderas que abre siempre los congresos de la FIFA. Con el himno de la FIFA como música de fondo, se anuncian sucesivamente los nombres de las 208 asociaciones miembros a la par que sus banderas se van plantando en escena. Este año, el himno fue adaptado al estilo de la música folclórica húngara, por obra y gracia del virtuoso del violín Félix Lajkó.

Zsuzsa Demcsák, modelo húngara y maestra de la ceremonia, dio la bienvenida a los asistentes y llamó a escena al Presidente de la FIFA. "Es un placer estar aquí en la magnífica Budapest para el 62do Congreso de la FIFA. Tenemos que avanzar. Ustedes, en su carácter de Asociaciones Miembro, nos pidieron poner manos a la obra en el último Congreso. Por eso hicimos algunas reformas, de las que veremos los primeros resultados mañana. Pero eso es el futuro, ¡disfrutemos ahora el presente con esta ceremonia de apertura!", subrayó Joseph Blatter. A continuación se proyectó la primera parte de la película Viaje, una presentación de Budapest, que estuvo amenizada musicalmente por el pianista Balázs Havasi y el rockero Endi, ejecutores de la obra "Batería y piano".

Tiempo de reconocimientos
Seguidamente, la maestra de ceremonias llamó a los cuatro primeros receptores de la Orden del Mérito de la FIFA: S.A.R. el Sultán Haji Ahmad Shah (Malasia) recibió su distintivo de manos de Zhang Jilong, Presidente interino de la AFC; Godfried Foli Ekué (Togo), de las de Issa Hayatou, Presidente de la CAF; Winston Chung (Jamaica), de las de Jeffrey Webb, Presidente de la CONCACAF; y Óscar Washington Tabárez (Uruguay), cuya ausencia fue suplida por Sebastián Bauza, Presidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol, obtuvo el galardón entregado por Nicolás Leoz, Presidente de la CONMEBOL.

"Oscar Tabárez ha contribuido de manera incalculable al fútbol de su país, al liderar a su equipo al cuarto puesto de la Copa Mundial de la FIFA en Sudáfrica y un año más tarde, a adjudicarse la prestigiosa Copa América. FIFA quiere rendirle un sentido homenaje a su trayectoria", fueron las palabras que acompañaron el reconocimiento para el Maestro, de amplio recorrido por otros equipos como Boca Juniors en Argentina y AC Milan en Italia -entre otros-.

Acto seguido, se procedió a mostrar la segunda parte de la película, cuya banda sonora corrió a cargo esta vez de Erika Miklósa, cantante de ópera que interpretó melodías de la opereta Csárdáskirálynő. El alcalde de Budapest, István Tarlós, subió después al escenario y declaró: "Budapest es conocida como una ciudad de historia, de puentes, de cultura y universidades. Llegó a ser, incluso, la capital del fútbol en la década del 50. Ahora, con el nuevo Presidente de la Federación, algo ha comenzado a resurgir. El fútbol siempre ha sido especial para Hungría, un juego capaz de brindar alegría y fuerza para que nuestro pueblo se sienta unido. ¡El fútbol es unión!".

No mucha gente sabe que el cubo de Rubik es un invento húngaro. De ahí que la actuación siguiente durante la tercera parte de la película, una danza en 3D, incluyera referencias al célebre rompecabezas. Enseguida fueron honrados con la Orden del Mérito de la FIFA Hari Raj Naicker (Fiyi), por parte de David Chung, Presidente de la OFC; Gerhard Mayer-Vorfelder (Alemania), por parte de Michel Platini, Presidente de la UEFA; y Gyorgy Szepesi (Hungría), por parte del Secretario General de la FIFA, Jérôme Valcke. La actuación siguiente de Ferenc Cakó, una animación a base de arena, fue espectacular.

"El fútbol nos enseña todo"

El último en intervenir fue Viktor Orbán, el Primer Ministro húngaro, que no dejó de notar que "Desde la Segunda Guerra Mundial, nunca hemos tenido un evento político-deportivo como este. El deporte está hecho para unir a las personas, no para dividirlas. Y en ese contexto, el fútbol nos enseña todo: el espíritu de equipo y la capacidad de pelear". Además agregó: "Estamos intentando construir un país donde el Juego Limpio sea una fortaleza y no una debilidad, como en el fútbol. Espero que este Congreso sea un hito no sólo para ustedes, sino para Hungría también". La última parte de la película Viaje y el gran final del grupo de ballet folclórico húngaro ExperiDance pusieron punto final al evento.