Zwanziger: "Estoy muy satisfecho"
© Getty Images

Al término de la sesión del Comité Ejecutivo de la FIFA, FIFA.com conversó con el presidente del grupo de trabajo encargado de la revisión de los estatutos, Theo Zwanziger.

Señor Zwanziger, como presidente del Task Force responsable de la revisión de los estatutos, lleva usted varios meses envuelto en el proceso de reformas de la FIFA. ¿Cuál es su balance tras las decisiones que ha tomado hoy el comité?
Estoy muy satisfecho. Sobre todo porque las propuestas elaboradas en los últimos meses por los grupos de trabajo en relación con la gobernabilidad y el cumplimiento coinciden en un 90% con los puntos que el profesor Pieth ha presentado hoy en su primer informe. Apoyo completamente estas propuestas, que a mi juicio deben ser implementadas. Por eso me alegro de que el Comité Ejecutivo en su sesión de hoy haya aprobado pasos muy importantes en áreas fundamentales. Así se garantiza que en el Congreso de la FIFA previsto para finales de mayo en Budapest, se puedan poner en práctica las primeras medidas. No había otro camino que éste si lo que queremos es avanzar. Pero tras las decisiones tomadas hoy, puedo decir que el proceso de reformas en la FIFA está en marcha y, gracias al excelente liderazgo del Presidente Blatter, abre la puerta a un evidente progreso.

¿Cómo es que justamente los dos nuevos comités de la Comisión de Ética son tan importantes?
Nos hemos propuesto alcanzar dos grandes objetivos de cara al futuro. Y de la manera más rápida posible. La FIFA se ha fijado una exigencia ética muy alta, y en consecuencia hay que tener cuidado de que sólo aquellas personas que estén realmente a la altura de su cumplimiento puedan acceder a cargos importantes. Este objetivo puede alcanzarse mediante el examen exhaustivo de los candidatos a posiciones de relevancia. Y si surgiera la sospecha de que algún cargo en activo ha cometido una ofensa, ahí está la Comisión de Ética, que a partir de ahora podrá actuar como una fiscalía independiente y sin instrucciones superiores sobre la base de las investigaciones de la FIFA. Como las primeras elecciones podrían celebrarse ya en 2013 en el curso del proceso de reformas, es tremendamente importante que estos comités se pongan en funcionamiento en el congreso de este año en Budapest y puedan acometer cuanto antes su trabajo.

¿Ha concluido ya el proceso de reformas?
De ningún modo. Además de las cuestiones urgentes, hay pendientes todavía una serie de modificaciones en la política deportiva que deberían discutirse meticulosamente y conducir a resultados definitivos en el Congreso de 2013. De ahí el nuevo estatuto elaborado por mi comisión, que se presentará ante el Congreso de Budapest para a continuación someterlo a un proceso de decisión democrático ante las confederaciones. Un proceso como ése no se pone en marcha con sólo pulsar un botón. Hay que convencer a los escépticos y conseguir el apoyo de las mayorías. Los miembros de la FIFA, las asociaciones nacionales, deben colaborar y por tanto también deben estar convencidas de la conveniencia de las enmiendas. El desarrollo de la democracia y la transparencia en el fútbol no es algo que se pueda instituir de la noche a la mañana.

Entonces está usted satisfecho…
Estaré completamente satisfecho cuando el Congreso de Budapest adopte de hecho lo que el Comité Ejecutivo ha puesto hoy sobre la mesa. Agradezco que el Presidente de la FIFA haya mantenido su palabra y se haya puesto al frente de esta iniciativa. Los temas principales que se han aprobado hoy no habrían podido pasar adelante sin su intensa dedicación. Además, en los puntos importantes, el Presidente de la FIFA siempre ha contado con el apoyo del Presidente de la UEFA, Michel Platini, de lo cual me alegro mucho.