Sulser: "Una estructura bicameral para aclarar el trabajo"
© AFP

Claudio Sulser, Presidente de la Comisión de Ética de la FIFA y de la Task Force sobre la Comisión de Ética de la FIFA, concedió el 30 de marzo una entrevista a FIFA.com para explicar los pormenores de las propuestas realizadas con respecto a la Comisión de Ética y reveladas por el Comité Ejecutivo de la FIFA.

Señor Sulser, ¿puede explicarnos el alcance de las propuestas aprobadas por el Comité Ejecutivo relativas a la Comisión de Ética?
En realidad, antes de la creación de la Task Force sobre la Comisión de Ética, ya teníamos un grupo de trabajo en el seno de la Comisión de Ética cuyo objetivo era precisamente proponer enmiendas al Código Ético. En cierto modo, habíamos anticipado el trabajo de la Task Force. Así que estoy muy contento de que nuestras propuestas se hayan tenido en cuenta.

Concretamente, ¿en qué consiste esta nueva estructura bicameral?
Vamos a dividir la Comisión de Ética en dos cámaras: una de investigación y otra de decisión. El objetivo es aclarar el trabajo mediante su reparto. Hasta ahora, todo el equipo de la comisión se encargaba de todo. La investigación es muy importante en la búsqueda de la verdad. Antes, la Comisión de Ética no contaba con un procedimiento y utilizábamos el de la Comisión Disciplinaria. Ahora tenemos el nuestro propio.

¿Qué se echaba en falta antes en la Comisión de Ética?
La Comisión de Ética tenía que adaptar su trabajo a cada situación que se presentaba, era una posición un poco especial. Desde que constatamos las dificultades y los puntos débiles del Código en materia de procedimiento, nos dijimos que era necesario introducir algunos cambios y por eso presentamos la propuesta ante el Comité Ejecutivo. La creación de las Task Force tras el Congreso de 2011 cambió un poco la situación, pero el resultado está ahí, dado que las Task Force han formulado sus propuestas.

De modo que hoy se siente satisfecho...
Sí, porque estos cambios no afectan a los derechos de nadie, están ahí solamente para intentar mejorar la posibilidad de buscar la verdad, y en última instancia sancionar a las personas que infringen el Código Ético.