Los 12 oficiales deben vigilar y ayudar a las asociaciones en la aplicación de los programas de la FIFA y observar las necesidades de sus regiones.