Un taller de integridad saca aplausos en África
© FIFA.com

Líderes futbolísticos de la zona sur de África describieron el taller de la FIFA “Integridad en el deporte”, impartido en Johannesburgo el fin de semana en cooperación con la INTERPOL, como una “maravillosa oportunidad para aprender”.

Ocho asociaciones de fútbol de la región estuvieron discutiendo, durante dos días que se aprovecharon al máximo, sobre métodos para terminar con el amaño de partidos y la corrupción en el fútbol, llegando a la conclusión de que se deben aumentar las medidas preventivas. Pero no sólo eso: además coincidieron en que los gobiernos deben comprometerse aún más con esta materia, promulgando leyes que puedan acabar con estos problemas.

“Tuvimos una gran oportunidad para aprender sobre cosas que podrían resultar muy beneficiosas para nuestras asociaciones, pero que quizás no conocíamos con tanto detalle antes”, manifestó el presidente de la Asociación Sudafricana de Fútbol, Kirsten Nematandani.

La delegación de la FIFA, encabezada por el nuevo director de seguridad Ralf Mutschke, y que incluía a expertos legales y en apuestas deportivas, aportó su perspectiva en un asunto que amenaza la inviolabilidad de este deporte. Mutschke declaró que el arreglo de partidos era un problema mucho mayor de lo que se creía hace años, y que sus vínculos ya se extendieron por todo el mundo.

La INTERPOL, que desde el año pasado estableció una extensa cooperación con la FIFA para ayudar a educar a los miembros de las diferentes asociaciones sobre los peligros que conlleva el amaño de partidos y otras conductas corruptas en el deporte, también aportó su conocimiento experto en el área de las amenazas al fútbol, además de describir las maneras más efectivas de enfrentarlas. Su delegación estaba encabezada por Michaela Ragg, directora adjunta que a su vez es la cara visible de una nueva división de Integridad Deportiva.

El taller exploró cómo formar y educar a los miembros de las asociaciones sobre los peligros de las apuestas ilegales, así como definir mejores prácticas para que los gobiernos apoyen a cada asociación.

Líderes futbolísticos de Botsuana, Lesotho, Malaui, Mozambique, Namibia, Suazilandia, Zambia y Zimbabue decidieron volver a revisar las políticas de sus asociaciones al respecto, además de pedir más compromiso de las autoridades de cada país para asegurarse de que los criminales no tengan oportunidades de delinquir.

El modus operandi de los criminales, junto con la envergadura que posee la industria de apuestas deportivas, fue algo nuevo para los participantes del taller. “Definitivamente, no conocíamos la magnitud de todos los peligros que existen, ni lo atentos que debemos estar ante esto”, añadió Adam Mthethwa, presidente de la Asociación de Fútbol de Suazilandia.

La importancia de la información
Mutschke dijo que la FIFA tiene mucho interés en recibir la mayor cantidad de ayuda y cooperación posible en su lucha contra la corrupción. “Queremos informar y crear conciencia en nuestras 209 asociaciones miembro, para que todos sepan de los problemas de corrupción y amaños de partidos”, declaró.

Además, el Director de Seguridad de la FIFA manifestó estar encantado con el nivel de interés mostrado por los participantes, que propició un animado debate. “Este taller ha sido todo un éxito. Cada país buscó que, junto con sus líderes futbolísticos, oficiales de policía formaran parte del debate también”, añadió.

“Uno de los objetivos de esta actividad es reunir a personas claves en la materia y que todos podamos discutir los problemas, así como identificar posibles soluciones. Es bueno que compartamos toda la información que podamos”, manifestó Ragg.

La FIFA ya ha realizado talleres similares en Finlandia y Guatemala, y tiene varios más en carpeta para los próximos meses.

“Para nuestra región, fue muy importante conocer todos los peligros que acarrea el amaño de partidos”, concluyó Feizal Sidat, presidente de la Asociación Mozambiqueña de Fútbol. “Hemos decidido tratar de trabajar lo más unidos que podamos para asegurarnos de compartir la mayor cantidad de información, con el fin de que podamos luchar juntos ante la corrupción”.