Reformas de gobernabilidad
© Getty Images

Los órganos rectores del deporte juegan un papel decisivo en la sociedad; por tanto, es imprescindible que respeten los principios de buena gobernabilidad para cumplir sus objetivos estatutarios y su misión en un sentido amplio. En calidad de órgano rector del fútbol mundial, la FIFA tiene un firme compromiso con los principios de buena gobernabilidad y transparencia, y será intransigente con todo acto delictivo o de mala fe, tanto en el marco de una competición como en cualquier otro contexto del fútbol asociación. La FIFA ha adaptado sus estructuras y procesos con el fin de responder a las necesidades en constante evolución de la gestión del fútbol, y también para responder a la creciente complejidad de sus funciones y operaciones.

Desde 1998, la FIFA ha ido poniendo en práctica de manera progresiva una serie de medidas, encaminadas en especial al control interno y la transparencia (p. ej. balances económicos anuales más exhaustivos a partir de la Normas Internacionales de Información Financiera [NIIF]; auditorías anuales realizadas por KPMG; aplicación del concepto COSO al control interno; procedimiento presupuestario; licitaciones por concurso para los grandes contratos de adquisición).

Además, en vista de la creciente complejidad y la dimensión de las actividades de la FIFA, se inició, a petición del Presidente de la FIFA Joseph S. Blatter, un exhaustivo proceso de reformas en el 61.er Congreso de la FIFA en Zúrich, el 1 de junio de 2011.

Se estableció un plan de acción previsto para dos años en el que se estipularon las etapas y los plazos del proceso de reformas de la gobernabilidad entre octubre de 2011 y el Congreso de la FIFA en mayo de 2013; además, la FIFA ha informado de forma transparente sobre todas las etapas del proceso desde su inicio.

También se creó una estructura más definida formada por representantes del mundo del fútbol y por expertos en áreas concretas como la gobernabilidad, el cumplimiento del orden interno y la lucha contra la corrupción. Se estableció igualmente la Comisión Independiente de Gobernabilidad (CIG) —dirigida por Mark Pieth— con el apoyo de cuatro grupos de trabajo (Grupo de Trabajo sobre la Comisión de Ética, Grupo de Trabajo Transparencia y Cumplimiento, Grupo de Trabajo Revisión de los Estatutos y Grupo de Trabajo Football 2014). Todos ellos tenían la misión de elaborar propuestas y recomendaciones de cara al Congreso de la FIFA de 2013 en los ámbitos de la gobernabilidad, la ética, el cumplimiento del orden interno y las posibles modificaciones de los Estatutos de la FIFA.

El proceso de reformas de la gobernabilidad 2011-2013 ha dado como resultado la mejora de las normas y estructuras en los siguientes ámbitos:

Ética e integridad
  • Comisión de Ética con dos órganos (de instrucción y de decisión)
  • El órgano de instrucción de la Comisión de Ética investigará por iniciativa propia, de oficio y a su entera discreción
  • La Comisión de Ética ha sido dotada de los recursos necesarios para cumplir con su cometido
  • Introducción de más criterios de independencia para los presidentes y vicepresidentes de la Comisión de Ética y de la de Auditoría y Conformidad de la FIFA
  • Implantación obligatoria de los exámenes de integridad para los principales cargos
  • Creación del nuevo Código Deontológico de la FIFA, en el que se recogen los once principios fundamentales en cuanto al proceder y la conducta de todos los miembros de la familia de la FIFA (oficiales, empleados de la FIFA, futbolistas y asociaciones)
  • Código Ético de la FIFA actualizado, con una estructura mejorada y con un mayor ámbito de aplicación jurídico y temporal
  • Disposiciones sobre prácticas de actuación adecuadas relativas a los casos de conflicto de intereses y la aceptación y ofrecimiento de obsequios, así como una nueva definición de soborno y corrupción en consonancia con los estándares de la OCDE
  • Puesta en marcha de una herramienta de aprendizaje en línea sobre el Código Ético para mejorar el cumplimiento del orden interno mediante la formación
  • Creación de un mecanismo de denuncias confidenciales gestionado por un proveedor externo; con este sistema, se podrá dar parte de las violaciones de las diferentes normativas de la FIFA y de los posibles amaños de partidos
  • Formulación inequívoca y detallada en los Estatutos de la FIFA tanto de la promoción de los valores éticos como de la lucha contra la discriminación
 Cumplimiento y control
  • Mayor peso de la Comisión de Auditoría y Conformidad al asumir en sus tareas el cumplimiento del orden interno
  • Implantación de un programa de buenas prácticas en materia de cumplimiento supervisado por la Comisión de Auditoría y Conformidad (p. ej. revisión de la normativa interna de la FIFA sobre el orden interno en cuanto a su efectividad, directrices en materia de control interno, sistemas internos de supervisión, etc.)
  • El presidente independiente de la Comisión de Auditoría y Conformidad podrá asistir, en calidad de observador independiente, a todas las reuniones de la FIFA que estime oportunas
  • La Comisión de Auditoría y Conformidad ha sido dotada de los recursos necesarios para cumplir con su cometido
  • Creación de una Subcomisión de Honorarios (supeditada a la Comisión de Auditoría y Conformidad), compuesta por el presidente de la Comisión de Auditoría y Conformidad, el presidente de la Comisión de Finanzas y por otro miembro independiente (de conformidad con el art. 12 del Reglamento del Congreso), que serán los encargados de acordar la retribución del Presidente, de los miembros del Comité Ejecutivo y del Secretario General
  • Mayor control y acceso público a los fondos de los programas de desarrollo de la FIFA (p. ej. creación de la Comisión de Desarrollo y nueva normativa sobre auditorías y otros requisitos)
 Otras reformas de la gobernabilidad
  • Elección directa por parte del Congreso de la FIFA de todos los órganos jurisdiccionales y de la Comisión de Auditoría y Conformidad
  • Promoción de las mujeres en el seno del Comité Ejecutivo de la FIFA (p. ej. elección de la primera mujer miembro de este órgano, más otras dos cooptadas)
  • Implantación de las nuevas disposiciones para las candidaturas a Presidente de la FIFA (p. ej. el candidato deberá contar con el respaldo de un mínimo de cinco asociaciones miembro y deberá haber estado implicado de forma activa en el fútbol asociación al menos dos de los cinco años previos a la elección)
  • Revisión del proceso de elección del país organizador de la Copa Mundial de la FIFA™: la decisión la tomará en el futuro el Congreso de la FIFA y no su Comité Ejecutivo
  • Mayor representación de los actores presentes en el mundo del fútbol en todos sus niveles
 International Football Association Board (IFAB)
  • Mejoras en el proceso de consultas (dos nuevos paneles consultivos: técnico y futbolístico)
  • Mayor transparencia en el proceso de toma de decisiones (propia página web, publicación de documentos, etc.
  • Constitución del IFAB como asociación de conformidad con el Código Civil suizo

En vista de que no se alcanzó consenso alguno entre las asociaciones miembro y sus confederaciones sobre la reforma del "límite de edad" / "mandato", el 63.er Congreso decidió posponer este punto e incluirlo en el orden del día del 64.º Congreso en 2014 con el fin de estudiarlo en profundidad y presentar para entonces propuestas concretas. Hasta entonces, Theo Zwanziger, miembro del Comité Ejecutivo, ha recibido el mandato de seguir analizando esta cuestión y presentar ante el Comité Ejecutivo propuestas concretas.

Dado el alcance de las medidas adoptadas hasta el momento, la FIFA da por concluido con éxito el proceso de reformas. No obstante, la FIFA sigue fiel a su compromiso con los principios de gobernabilidad y transparencia y continúa adaptando sus estructuras y procesos siempre que así se requiera y según las necesidades de la entidad y del propio fútbol, necesidades que se encuentran en permanente evolución.