Kazi quiere hacer feliz a Bangladesh
© FIFA.com

Mohammed Salahuddin Kazi es, desde hace tres años, el Presidente de la Asociación Bangladeshí de Fútbol. Pero el ex jugador se entusiasma como un chaval cuando habla del fútbol en su país. Durante su visita a Zúrich el jueves 1 de diciembre se reunió con el Presidente de la FIFA Joseph S. Blatter. "Hemos hablado de qué se puede hacer para desarrollar el fútbol bangladeshí. El Presidente Blatter se ha mostrado muy positivo en cuanto a la capacidad de la FIFA para ayudar a mi país", explicó a FIFA.com al término de la reunión.

Este hombre es toda una figura en su tierra. Capitán de la selección entre 1975 y 1979, es uno de los pocos futbolistas del país, si no el único, que ha jugado en el extranjero, en concreto en el campeonato profesional de Hong Kong, en las filas del Caroline Hill FC durante la temporada 1975-76.

Desde que colgó las botas, en 1984, su principal anhelo ha sido recuperar la popularidad de su deporte. Porque en Bangladesh no resulta fácil hacerse un hueco a la sombra del críquet. Aunque él se crece ante el desafío. "Cuando yo jugaba en Bangladesh, lo hacía ante multitudes de hasta 50.000 espectadores. Lo que pasa es que después el críquet ha ido ganando terreno. Pero, desde que asumí el cargo hace tres años, desde que soy Presidente de la Asociación, el público ha vuelto a los estadios".

La juventud, en el punto de mira
Para alcanzar su objetivo, Salahuddin va directo al grano: sabe que el quid de la cuestión tiene un trasfondo económico. "Necesitamos fondos para desarrollar nuestro deporte, es así de simple. Pero también necesitamos darlo a conocer, para que los jóvenes lo practiquen y para atraer a los patrocinadores", afirmó sencilla y llanamente.

Después hay que proporcionar medios a la juventud y formarla correctamente en los principios del fútbol. "Vamos a abrir una academia de fútbol en los dos próximos meses. Se trata de una institución para los jóvenes futbolistas, con capacidad para 200 plazas", apuntó el Presidente de la ABF.

"Ahí es donde la FIFA puede ayudarnos, con apoyo técnico para nuestra academia: entrenadores, un director técnico, por ejemplo", continuó Salahuddin, de 58 años. Bangladesh se ha beneficiado en dos ocasiones del Programa Goal. El primer proyecto propició la construcción de la sede de la asociación nacional (inaugurada en 2005) y el segundo el acondicionamiento de un terreno de césped artificial en la sede y la construcción de un centro técnico en Dacca (en curso).

La meta es intentar que brille la selección nacional y que Bangladesh remonte el vuelo en el escalafón asiático. "Mi intención es que Bangladesh vuelva a colocarse entre los 15 primeros de la Zona Asiática en la Clasificación Mundial FIFA/Coca-Cola, y que a continuación vayamos avanzando poco a poco hacia arriba. Es un objetivo realista", aseguró Kazi Salahuddin.

Realista, sin duda, pero el Presidente también alberga algún que otro sueño un poco más idealista. Como el de que Lionel Messi jugara en Bangladesh. "Todo empieza con un sueño. Cuando dije que quería traer a Lionel Messi a jugar a Dacca, la gente de mi país me tomó por un soñador, un loco. Pero lo logré, la selección argentina al completo vino a disputar un amistoso contra Nigeria el pasado 6 de septiembre. Fue todo un acontecimiento, y ha supuesto una gran baza para incrementar la popularidad del fútbol. Se lo digo yo, todo comienza siempre con un sueño".