Yibuti: partir desde abajo para alcanzar la cima
© FIFA.com

Yibuti, un pequeño país del este de África de 23.000 km² y 830.000 habitantes, no se incorporó a la FIFA hasta 1994. Por lo tanto, no sorprende demasiado encontrar a su selección en la zona baja de la Clasificación Mundial FIFA/Coca-Cola (202ª). Sin embargo, eso no le impide tener ambición. Así lo explicó Souleiman Hassan Waberi, nuevo Presidente de la Asociación Yibutiana de Fútbol (AYF), a FIFA.com durante su visita a Zúrich.

Waberi, elegido el pasado 10 de noviembre, acudió a la sede de la FIFA en compañía de su Secretario General, Hassan Mohamed Kamil, y del Secretario de Estado para la Juventud y los Deportes, el doctor Djama Elmi Okié. “Nuestra prioridad es el desarrollo del fútbol de base. Acabamos de firmar un convenio con el Ministerio de Educación nacional, dentro de poco organizaremos torneos interescolares mixtos. El objetivo es tener una selección sub-17 competitiva en 2014, año en que vamos a organizar un torneo sub-17 de la CECAFA”, detalló el Presidente de la AYF.

Los proyectos son muchos, y los objetivos claros. “El desarrollo del fútbol femenino, algo escaso en nuestro país, poniendo en marcha una liga y organizando festivales, es otra meta. También queremos desarrollar nuestra liga nacional masculina en el plano regional, asegurar la formación de nuestros directivos, desarrollar el futsal y el beach soccer, para el que nuestro país es perfecto, y mejorar nuestras infraestructuras en general”, enumeró, antes de precisar: “Con la ayuda de la FIFA y de las autoridades, trabajaremos unidos por el desarrollo del fútbol”.

En concreto, Yibuti se dispone a iniciar su cuarto proyecto Goal (una cancha de futsal), y podrá efectuar una solicitud para el quinto —que debe aprobar la Comisión de Desarrollo—, un campo de césped artificial. En las zonas del mundo en las que el clima seco no permite jugar sobre hierba natural durante todo el año, los terrenos artificiales revisten una importancia fundamental. También podrá beneficiarse del Programa PERFORMANCE, que contribuye a la gestión de la Asociación en general. “Para conseguirlo hacen falta medios, y en ese sentido la ayuda de la FIFA es necesaria. Nos ayuda con campos sintéticos, y también en el plano técnico y mediante su apoyo financiero. Nuestra Asociación depende mucho de esta ayuda”, recordó Waberi.

No obstante, lo cierto es que la élite, la selección nacional, todavía tiene camino por recorrer.

Modelos a seguir
Los Ribereños del Mar Rojo no juegan desde diciembre de 2011, y perdieron sus cinco encuentros anteriores a esa fecha. Pero Waberi, decididamente optimista, señaló que existen modelos a seguir en el continente africano, como Cabo Verde, un modesto que participará en la próxima Copa Africana de Naciones. “Nos faltan medios. Por eso nos centraremos en primer lugar en el fútbol de base, para estructurarnos bien y no quemar las etapas. Estoy convencido de que así tendremos, dentro de tres años, una selección sub-17 competitiva”.

Y para justificar su estrategia de fomento de la cantera para llegar luego a la élite, el Presidente de la AYF presentó un ejemplo especialmente claro: ¡su propia carrera! “Yo mismo empecé en el peldaño más bajo, fui árbitro y luego Presidente de comisiones, Tesorero y Secretario General, hasta convertirme en Presidente de la Asociación. Para llegar a lo más alto, creo firmemente que hay que empezar desde abajo”.