Tim Kee, pasión y esperanza para Trinidad y Tobago
© FIFA.com

La Asociación Trinitense de Fútbol (TTFF) ha atravesado numerosas tempestades en los últimos tiempos. Por eso, el objetivo principal de Raymond Tim Kee, su nuevo capitán, es dirigir la embarcación hasta aguas más tranquilas y sentar las bases de un futuro mucho más alentador. Este hombre de negocios, muy vinculado a la rama de las compañías aseguradoras y gran promotor del deporte rey en su país desde hace años, ostenta el cargo de Presidente de la TTFF desde noviembre de 2012. Y hoy, martes 15 de enero de 2013, ha visitado la sede de la FIFA para reunirse con su Presidente, Joseph S. Blatter.

"Nuestra Asociación de Fútbol se encuentra ante una serie de retos muy exigentes, y ha sido un auténtico placer haber podido trasladárselos al Presidente de la FIFA. Confío en que, con su apoyo, lograremos superar cualquier obstáculo que se nos presente", afirma Tim Kee a FIFA.com tras la reunión.

"Debemos renovar la TTFF. Estamos inmersos en pleno proceso de reorganización de las estructuras internas. El fútbol tiene que regresar al lugar donde pertenece. La pasión que despierta en Trinidad y Tobago es extraordinaria. No en vano, es el deporte más popular del país y gusta tanto a jóvenes como a mayores. Esta devoción se palpa especialmente cuando nuestra selección acude a torneos importantes. Sin embargo, los problemas que hemos sufrido últimamente han mitigado ligeramente esta pasión. Es una sensación desagradable. Por eso, uno de mis grandes objetivos es volver a prender la mecha de la ilusión", asegura Tim Kee.

El mayor éxito futbolístico cosechado por este país caribeño de apenas 1,3 millones de habitantes data de 2006. Aquel año, su selección nacional disputó su primera y hasta ahora única fase final de la Copa Mundial de la FIFA™. Pese a caer en la fase de grupos, los Soca Warriors superaron con creces todas las expectativas. A día de hoy, Trinidad y Tobago debe aguardar con paciencia su próxima participación en la prueba reina mundial, ya que su combinado fue eliminado a las primeras de cambio del clasificatorio para Brasil 2014. "Las divergencias y las distintas dificultades organizativas que sufrimos generaron inestabilidad y una influencia negativa en nuestros jugadores", explica Tim Kee acerca del inoportuno adiós.

La solución para regresar cuanto antes a la senda de la victoria pasa, principalmente, por fomentar el fútbol base de manera que, en la mayor brevedad posible, empiecen a aflorar los primeros jóvenes talentos capaces de seguir las huellas de estrellas del presente y del pasado como Kenwyne Jones o Dwight Yorke. "Ambos jugadores sirven de ejemplo e inspiración a nuestros chicos", destaca Tim Kee. "Proceden de entornos humildes y se han dedicado en cuerpo y alma al deporte que les apasiona. Su entrega y compromiso se han visto recompensados con una carrera plagada de éxitos. Su ejemplo aporta un rayito de esperanza a los más jóvenes, porque les hace pensar que ellos también pueden llegar", continúa.

Organización y estructura
La esperanza es uno de los ingredientes principales en la receta que prepara el Presidente de la Asociación Trinitense de Fútbol para acometer sus ambiciosos planes: "¡Es justo lo que necesitamos! Si empleamos estrategias y sistemas para el desarrollo del fútbol que estén bien organizados y verificados, es mucho más probable que obtengamos los resultados esperados. Los futbolistas Jones y Yorke son los ejemplos más claros que tenemos: desde muy pequeños, ambos fueron quemando etapas en un sistema bien estructurado y, finalmente, llegaron a la selección", analiza.

Otro de los ingredientes esenciales en el desarrollo del fútbol en esta isla del Caribe son los programas de ayuda de la FIFA. Gracias a ellos, y dentro del marco del programa Goal, se han construido en los últimos años una cancha de césped artificial y un pabellón de futsal en Port of Spain, la capital del país, para alegría de Raymond Tim Kee: "Es una iniciativa magnífica. Sin embargo, yo prefiero llamarlos procesos y no proyectos, porque un proyecto parece algo más limitado en el tiempo y nosotros pensamos a largo plazo. El Presidente de la FIFA ha destacado en numerosas ocasiones la importancia de fomentar el fútbol en todos los terrenos. Así fue como trajimos el fútbol sala a Trinidad y Tobago, nos proclamamos campeones del Caribe y sólo México fue capaz de cerrarnos las puertas en el clasificatorio para la Copa Mundial. Además, gracias a una iniciativa que yo mismo impulsé, recibimos a instructores de la FIFA que formaron a nuestros técnicos. Y aquella labor dio sus frutos", confirma el Presidente de la TTFF.

Este trabajo de desarrollo se realiza a todos los niveles, como nos cuenta el propio Tim Kee: "La FIFA también nos tendió su mano en la formación de árbitros. Por otra parte, disponemos de una cancha de Beach Soccer muy especial, que goza de una gran popularidad. Y nuestra selección nacional femenina está cosechando muy buenos resultados, derrocha ambición en cada partido que disputa y cuenta con nuestro apoyo más incondicional. Además, hace poco reestructuramos nuestro Comité de Fútbol Femenino a fin de obtener resultados aún mejores", añade.

Aún queda un largo camino por recorrer, pero los primeros pasos ya están dejando huella. Prueba de ello es que, en diciembre de 2012, Trinidad y Tobago escaló once puestos en la Clasificación Mundial FIFA/Coca-Cola y se situó en 68º lugar. Un ascenso del que también es responsable Raymond Tim Kee: "Mantuve conversaciones muy distendidas con los jugadores y el cuerpo técnico de la selección", revela Tim Kee. "Les hice ver que ellos son los máximos responsables. No se trata exclusivamente de ganar, sino de ser conscientes de que representan a su país y que de ellos depende el devolver la ilusión y el interés por el fútbol a todos nuestros aficionados. Si lo consiguen, subirán la moral de nuestros compatriotas y harán felices a muchísimas personas", asegura.

Tim Kee afronta uno de sus mayores retos con mucho ánimo y una buena dosis de determinación: "Tenemos que separar el deporte de la política. Nuestra intención es reorganizar nuestra Asociación de Fútbol y concentrarnos solamente en los éxitos deportivos", concluye.