El Presidente de Tanzania reivindica el papel unificador del fútbol
© Foto-net

El Presidente de la República Unida de Tanzania, Jakaya Kikwete, efectuó una visita de cortesía a la FIFA el 23 de enero de 2013, en la que tuvo la oportunidad de reunirse con el Presidente de la FIFA, Joseph S. Blatter.

“He agradecido sinceramente al Presidente Blatter su invitación a visitar la sede de la FIFA, la casa del juego que todos adoramos. Le he felicitado por el trabajo que lleva a cabo la FIFA a favor del desarrollo del fútbol desde que comenzó su mandato. Este deporte ha progresado enormemente en ese aspecto”, declaró a FIFA.com el máximo dirigente tanzano, en el cargo desde 2005.

Tanzania, nacida de la unión entre Tanganica y Zanzíbar el 26 de abril de 1964, limita al norte con Kenia y Uganda, al oeste con Ruanda, Burundi y la República Democrática del Congo, al suroeste con Zambia y Malaui y al sur con Mozambique. Este país de unos 945.000 km² y más de 43 millones de habitantes (2010) se encuentra en vías de desarrollo. Y si bien no es una gran nación futbolística (ocupa el puesto 124 de la Clasificación Mundial FIFA/Coca-Cola en enero de 2013), el deporte rey goza de una gran popularidad entre su población.

Tanzania recibe un apoyo muy fuerte de la FIFA desde hace años, y deseo que continúe, en particular para iniciar a todos los muchachos y muchachas del país. Por desgracia, de momento no conseguimos alcanzar las cumbres del fútbol mundial, pero hay que tener paciencia, ¡llegará, estoy seguro!”, confesó Kikwete. Los tanzanos se medirán en marzo con Marruecos en el Grupo C de la competición preliminar de la Copa Mundial de la FIFA 2014™, un duelo crucial para ellos.

Gran aficionado al fútbol
Kikwete, ex baloncestista y ex Presidente de la Federación Tanzana de Baloncesto, es también un gran aficionado al fútbol. “Jugaba al baloncesto y al fútbol, aunque era evidente que tenía más talento para el baloncesto, en el que destacaba. Por lo tanto, me animaron a optar por el baloncesto, y dejé el fútbol para los que eran mejores que yo, ¡creo que fue la decisión correcta!”, recordó sonriendo.

También considera que la FIFA ha desempeñado un papel en el florecimiento de su continente, a través de compromisos relevantes. “Valoro particularmente el interés del Presidente Blatter por África. Gracias a su implicación, ahora contamos con cinco equipos en el Mundial, y la edición de 2010 se disputó en tierras africanas”, señaló.

Pero el Presidente tanzano, cuya contribución ha sido importante para devolver la paz a la región de los Grandes Lagos (sobre todo Burundi y la RD del Congo), así como en la reconstrucción e integración del este de África, incidió igualmente en la función unificadora del fútbol. “El fútbol puede contribuir a la paz, desde diferentes perspectivas. Se juega al fútbol hasta en los países en guerra. Y mejor aún, naciones que no son amigas en el plano político o diplomático se encuentran muy a menudo en los terrenos de juego sin que haya el más mínimo problema”, apuntó.